Alto valor Mujer significado

Un alto nivel de prolactina a veces es causa de infertilidad en una mujer, así como de disfunción eréctil, bajo nivel de testosterona o bajo recuento de espermatozoides en un hombre. Cuando una persona acude al médico por alguna de estas condiciones, es importante realizarle una medición de prolactina en sangre. En el caso de las mujeres este valor llegar a ser más variable, pues por ejemplo en etapa postmenopáusica, se tiene un promedio del 42 por ciento (+/- 6); cifra que se reduce al 40% durante la menstruación y al 37% en el embarazo, manteniendo también el mismo rango de variación. Causas de hematocrito alto Los resultados de una eritrosedimentación pueden ser de gran ayuda para diagnosticar una serie de condiciones. Si quieres saber más sobre la velocidad de sedimentación, para qué sirve y cuáles son los valores normales de este examen, sigue leyendo con detenimiento este artículo de eSalud. La definición del recuento alto de glóbulos rojos varía de un consultorio médico a otro. Un nivel normal en los adultos se suele considerar de 4.35 a 5.65 millones de glóbulos rojos por microlitro de sangre en los hombres, y de 3.92 a 5.13 millones de glóbulos rojos por microlitro de sangre en las mujeres. Además del valor absoluto de las transaminasas, otro consejo es comparar la relación entre los valores de GOT y GPT. Normalmente, la relación GOT/GPT = 0,8, o sea, la GPT suele ser levemente mayor que la GOT. En la hepatitis por abuso de alcohol, la GOT se eleva más, volviéndose, por lo menos, 2 veces mayor que la GPT (GOT/GPT > 2). No obstante es importante saber que la determinación de la FSH como indicador de la respuesta ovárica tiene limitaciones; si no se realiza en el momento concreto sus valores pueden variar de manera sustancial y podría catalogar a una mujer como baja respondedora de manera errónea; la gran variabilidad entre ciclos puede hacer que un valor ... El valor que tienes comienza por ti misma: Debes empezar por ti misma, tú vales mucho como mujer, madre, esposa o hija. No te dejes abatir cuando las palabras hirientes destrozan tu corazón, no lo permitas, que nadie te diga lo que debes o no debes hacer, ya tuviste un padre y ahora eres una mujer hecha y derecha, con todas las facultades para resolver tus propios miedos. Un alto nivel de testosterona es un aspecto de los trastornos andrógenos. La testosterona es la hormona que hace que los hombres sean masculinos, por lo que trae muchos resultados no deseados tanto para el aspecto como la salud de una mujer si su cuerpo produce demasiada cantidad. Una mujer de alto valor se presenta como alguien que no permite que un hombre la haga sentir inferior. GÉMINIS (21 de mayo – 20 de junio) Géminis, tus nervios pueden hacerte sentir tímida en situaciones en las que necesitas ser fuerte. Para ser una mujer de alto valor, debes superar las ansiedades que te detienen. valor - sinónimos de 'valor' en un diccionario de 200.000 sinónimos online

Entrevista con JOSE MAR POLONIA, BLOG LIGHT Breaking FABRICANTE, NOS DA LA DECLARACIÓN DE ESTADOS UNIDOS SOBRE EL EDIFICIO ESPAÑOL

2020.05.27 12:19 foreverblessed101 Entrevista con JOSE MAR POLONIA, BLOG LIGHT Breaking FABRICANTE, NOS DA LA DECLARACIÓN DE ESTADOS UNIDOS SOBRE EL EDIFICIO ESPAÑOL

Entrevista con JOSE MAR POLONIA, BLOG LIGHT Breaking FABRICANTE, NOS DA LA DECLARACIÓN DE ESTADOS UNIDOS SOBRE EL EDIFICIO ESPAÑOL
Autor Andrés Alonso, MD corresponsal latino en España
- José March, cuéntanos un poco sobre ti ... ¿Cuál es tu primer contacto con la industria del fitness y el culturismo y qué te interesa?
Mi primer contacto ocurrió hace 6 años cuando decidí ir a un gimnasio cuyo trabajo es perder grasa y aumentar mi masa muscular. A lo largo de los meses, mina, que siempre me ha gustado la investigación, dejé de leer y leer a través de Internet y fuentes científicas a través de los conceptos y explicaciones de culturismo y nutrición.
Sin competir, ya que ha ganado varios campeonatos de culturismo todo el tiempo, valió la pena agregar al conocimiento. Gran parte de la sociedad de gimnasios no proviene de Arnold, Cutler, Coleman y Heath, pero entre los diez primeros en cada campeonato hay una gran cantidad de culturismo de alta calidad. Otra cosa es que estos atletas no tienen el patrocinio y la suerte necesarios para poder ser más altos.
Colaboras en un blog que llama la atención de numerosos entusiastas del fitness. ¿Dónde creen que es el éxito?
Powerexplosive.com es actualmente una de las referencias más altas en la industria de la educación y la nutrición en España.
David Marchante es el líder del proyecto, pero en todo su liderazgo, hay muchos colaboradores que quieren hacer grandes cosas e intentar arraigarse en buenos estilos de vida saludables desde el punto de vista científico.
Todos los que escribimos para el blog somos, o somos, profesionales en el campo con títulos oficiales. Y honestamente, no quiero describir a un profesional solo por completar un título universitario porque no siempre eres un profesional con algo así. Sin embargo, nos esforzamos por garantizar que los artículos tengan la mayor precisión científica posible y agreguemos los mismos si no hay conclusiones claras. Si no sabe algo al cien por cien, no sería ético decirlo.
¿Qué opinas del culturismo español? ¿Ves diferencias en el culturismo practicadas en otras partes del mundo?
El culturismo español carece de más publicidad, más reconocimiento y, por supuesto, más respeto de la sociedad.
El hecho de que elija el culturismo sin el uso de sustancias antidopaje no significa que esté completamente preocupado de que un culturista solo sea tratado como otro atleta. En España, la gente es tan mediocre. Solo se admira a un atleta en la televisión, sin considerar si quiere consumir excipientes químicos ergogénicos. Pero ves a un culturista después de años de entrenamiento y alimentación adecuada para lograr lo que realmente le gusta, y "subyugar", "qué enfermo" nacer ...
Algo / alguien que le guste o no le guste pero no respete a las personas porque sí, me parece ridículo y doloroso.
Crees que estás estudiando para obtener un título en ciencia y tecnología de alimentos ... como científico, ¿qué lugar crees que está la ciencia en el culturismo? ¿Crees que hay una brecha entre la comunidad de culturismo y la comunidad científica? ¿Por qué?
De hecho, en este momento el 3er curso de comida. Más tarde, trato de estudiar la nutrición humana y la dieta para dar forma al ejercicio.
Como futuro profesional de la salud y entrenador de dieta de culturismo para el futuro, o espero por el momento, creo que la lógica y la ciencia no se aplican a nuestros deportes. O al menos tanto como debería hacerse.
Es innegable confirmar que cada día hay más "entrenadores" y "nutricionistas de cursos de fin de semana". ¿Por qué? Porque la industria lo exige. En otras palabras, las personas quieren que una persona dedicada a la dieta y el ejercicio sea un maestro o tenga una masa muscular aterradora. No elige ni le pide información sobre quién tiene realmente, ni siquiera necesita ver cómo escriben en las redes sociales o cuál es su verdadera educación. Cuando cavas un poco detrás de los "entrenadores" de mujeres, ves que solo tienen ESO, que han entrenado durante 3 a 5 años, no saben cómo escribir o expresarse ... pero sí, son fuertes contra el maestro. ¿Y eso? Cualquier cuerpo con buena genética, productos químicos ergogénicos, dieta y entrenamiento actual puede ser muy fuerte.
Espero que nadie sea hipócrita y no diga ni convenza que en los últimos años ha habido 20 niños de 25 a 25 años con una educación de 2 a 4 años que se han ganado a los ciudadanos. Este tipo de personas asesora y recibe beneficios sin igual para el trabajador normal. Porque todos en la industria sabemos cuánto puede ganar con consejos en línea y / o personales.
Finalmente, diría que pocos aplican la ciencia real al culturismo: Norton, Meadows, Aragon ...
En España, me gusta mucho Carlos Moral o Jordi Saura, porque suelen ser más flexibles e individuales en cada materia. O al menos un lechón como yo lo sé.
¿Cuál es el nivel de entrenamiento a nivel general para los profesionales de fitness y culturismo?
Si hablamos estrictamente de educación, baja. Casi todos se llaman a sí mismos "nutricionistas deportivos", sin nombres oficiales. Por lo general, tienen nombres nutricionales informales que duran muy poco tiempo. Hay una gran intrusión para eso.
Si hablamos estrictamente sobre el conocimiento, es cierto que conoces una experiencia clara de culturismo. Por ejemplo, un desarrollador o entrenador con amplia experiencia en competencia sabe perfectamente cómo planificar una semana pico y qué tipo de comida carga mejor para mostrar una imagen perfecta de un atleta en el escenario. En este sentido, todo es un error. Si compites a menudo, sabes lo que es mejor. Esto no significa que todos los organismos respondan mejor a los alimentos.
Como siempre digo, es importante estar solo. No tiene significado "X". El fabricante cree que la mejor dieta debe ser muy alta en carbohidratos en la etapa de llenado. Hay genética que no tolera ese porcentaje de macronutrientes. Y luego viene el daño. Pusieron a los atletas más de 20 kg de grasa y predicaron sus 20 kg de grasa, al menos 5 kg de músculo. En mi opinión, esta es una actividad máximamente mediocre. Creer en ti mismo para hacer las cosas bien, cuando todo lo que haces es perjudicial para la microbiota intestinal de un estudiante, es doloroso.
La solución para todo no es solo Kay a través de la experiencia. La experiencia está sobrevalorada. Nunca puede ser realmente exitoso (no estoy hablando de personas que lo aplauden) en este campo, y no se convertirá en un profesional si cree que es tan bueno que ya no tiene que investigar ni rodearse de usted mismo. Considerar que consideró profesional solo porque ha practicado durante 20 años y ha competido en diez se llama "ponerse en una zona de confort". Hable con Alan Aragón y dígale que se siente más como él porque ha practicado durante 20 años y que no ha leído una mala revisión científica ... ciertamente por respeto y humildad, comience a no decir nada. Pero estoy seguro de que si tuviéramos lo contrario, muchas de las compañías intentan burlarse de esta persona.
La experiencia es un título, pero si no está fundada o no tiene calidad, no tiene ningún valor.
¿Crees que otros profesionales que actualmente no están involucrados en el culturismo necesitan proporcionar nutrición? ¿Qué profesionales?
El culturismo necesita más personas con dos dedos al frente, más personas que no hagan locuras con la salud de muchos atletas. No se puede permitir ni tolerar que las dietas se cobren a 40-50 euros, que no son cuadráticas, ni su Kcal, ni macronutrientes, ni se señalan sobre el tema. Son casi las mismas dietas en todos los estudiantes.
No estamos pidiendo a todos los dibujantes que se gradúen o se hayan graduado porque creo que el conocimiento real no se trata solo de títulos, sino que estamos pidiendo un interés real en aprender y ser suficiente NOYHAT para aceptar que no tienes idea de algo en particular.
Sé que tiene un blog personal muy interesante para todos los entusiastas del fitness, ¿cómo se llama y qué tipo de información se puede encontrar al respecto?
Se llama Raw Food ( www.alimentologiacruda.es ) . En realidad, trato con una variedad de temas, por supuesto, todo, desde nutrición. Me refiero sobre todo a:
? Mitos nutricionales.
? Nutrición centrada en los deportes de culturismo.
? Seguridad alimentaria y toxicología.
? Ciencia de los Alimentos.
Finalmente, José María? ¿Hacia dónde va el futuro del culturismo y qué papel le gustaría desempeñar en la industria?
Exactamente, ahora que llegan las últimas clases internacionales, como jeans y una camisa, no sé a dónde vamos.
Si hablamos de culturismo real, va a la masa total. Si te gusta más o menos depende de la persona, pero creo que cada era tiene un núcleo. Todas las marcas están controladas, que así sea. De hecho, eligen personajes de fitness con marcos más funcionales. Se han visto negocios allí, y para eso están ahí. Me equivoqué, estoy seguro de que si el gimnasio no tiene, como el evento Arnold Classic Europe, los eventos no podrían ser ubicados en España, debido al estricto culturismo no preserva su reputación. Para eso, se valora.
Otra cosa importante es que cada vez más jóvenes están emergiendo en niveles físicos visibles donde solo practican durante unos años. Es importante tener en cuenta lo que esto significa y que cada fabricante debe ser lo suficientemente ético como para administrar la salud de sus estudiantes. No se trata solo de ganar campeonatos.
Soy muy afortunado de que me guste la nutrición desde todos los puntos de vista, y tengo la misma ilusión de que puedo estudiar la nutrición de los niños ya que la nutrición se aplicó al culturismo. Entonces, aunque me gustaría especializarme en nutrición deportiva, nadie sabe lo que está sucediendo.
Lo más importante es continuar extendiéndose, detener el movimiento, continuar investigando, probar, kysymista, acercarse a la tan esperada verdad ... pero permanecer en la zona de confort, o nunca ser tan inepto para creer que soy el mejor y sé todo al respecto. Gracias a MD LATINO por esta oportunidad.
submitted by foreverblessed101 to u/foreverblessed101 [link] [comments]


2019.02.14 13:18 keylanaomi Hackear la voz: un enfoque de lxs fisiólogxs para entrenar una voz femenina

Hackear la voz: un enfoque de lxs fisiólogxs para entrenar una voz femenina
Este es un post traducido del original del usuario u/A_Windward_flame en asktransgender
https://www.reddit.com/asktransgendecomments/5hgusl/hacking_the_voice_a_physicists_approach_to/

📷

Descargo de responsabilidad: esta es una investigación personal de un fisiólogx, no soy un terapeuta del habla, sino que es mi intento de entender las cosas que me enseñaron en los procesos físicos subyacentes que ocurren para conectar los ejercicios que me dieron para practicar y la física de lo que pasaba. Recuerda que los malos hábitos vocales pueden causar daños a largo plazo, como regla general, no debe sentir que está forzando su garganta y nunca debería haber ningún dolor. Si encuentras alguno, detente, descansa la voz. Realmente no hay sustituto para un terapeuta del habla capaz de ver lo que estás haciendo físicamente y corregir cualquier mal hábito.

¡Hola a todes!
No estoy muy seguro de cuán útil será esto para todos, podría ser algo impenetrable, pero haré lo mejor que pueda. También será largo. Salta las secciones que no te interesen. Además, si descubres que lo que estoy diciendo es simplemente confundirte, ignora esta publicación, estoy esperando que se llene, pero bueno, tal vez haya otros terapeutas ahí fuera que puedan aferrarse a ella y encontrarla útil.
Como preludio, solo daré una explicación de por qué estoy haciendo esta publicación. Llevo aproximadamente un año entrenando con la voz y me han frustrado las descripciones vagamente subjetivas del proceso, tanto en guías como de entrenadores vocales. Retroalimentación subjetiva, y grabándome a mí mismo donde fue frustrante por decir lo menos. Más allá de la disforia que me hizo enfrentar, cómo podría saber que no estaba siendo mi peor crítico. Cuando mi voz se sentía mal, ¿cómo podría saber que en realidad era malo? Cuando podía escuchar las cosas mal, ¿cómo podría resolver lo que estaba mal sin prueba y error?
Dado que tengo un doctorado en física, decidí investigar un poco sobre la física real del proceso y ver si podía eliminar algunos puntos de referencia para ver en qué trabajar. Aprendí algunas cosas sorprendentes, entre ellas, que una laringe elevada es menos importante de lo que parece (en realidad, más importante es una laringe inclinada, entrenarse para elevarla inherentemente, por lo que se enseña de esa manera). Como se puede imaginar, las fuentes son limitadas, pero piratearon algo de 15 o más papeles, y proporcionaré enlaces a algunos de los más útiles. En total, esto representa la agregación de aproximadamente 6 meses de trabajo, recogiendo los fragmentos útiles de artículos sobre temas no relacionados, porque casi no hay investigación sobre la voz transgénero desde el lado físico de las cosas.
Esto será en gran medida basado en la física, no sé si alguien más lo encontrará útil, pero mi progreso saltó enormemente una vez que compilé todo esto. Entonces, vamos:

Cómo funciona la voz

Mecanismos vocales

Como nota, esta sección no es (casi) totalmente importante para el lado práctico de las cosas, pero es interesante. Siéntase libre de saltearlo. O no. solo soy un texto en una pantalla.
Fisiológicamente, existen 4 medios distintos para producir sonido, etiquetados de m0 a m3. m0 y m3 (voz fría y silbato) no son útiles y se ignorarán. Los dos mecanismos restantes, m1 y m2, son los que utilizamos para producir casi todo el sonido.
Estos mecanismos no son los mismos que los registros vocales de los que hablan las personas cuando cantan o hablan, la terminología que se desarrolló mucho antes de que supiéramos lo que realmente estaba ocurriendo fisiológicamente y, por lo tanto, está completamente confundida y confusa, y cambia según el fondo del entrenador vocal.
m1 implica el cierre completo y la vibración completa de las cuerdas vocales. m2 involucra solo vibraciones a lo largo de los bordes de las cuerdas vocales. El cierre (o, más bien, el porcentaje del tiempo que las cuerdas vocales están en contacto) siempre es menor que m1, y es más posible que los acordes estén (muy, muy cerca) completamente desconectados, sin hacer (mucho) contacto, sino simplemente vibrar como el aire fluye a través de ellos. esta fuente como ejemplo
Conectar estos dos mecanismos a los registros vocales de los que todos hablan no es fácil. Lo que podemos decir con certeza es que la voz del 'cofre' es definitivamente m1, con un alto grado de cierre de acordes. 'Falsetto' es definitivamente m2, con un grado bajo (casi inexistente) de cierre de acordes. Falsetto no se puede conectar sin problemas a la voz del cofre, si comienzas en el falsetto y tratas de deslizarte hacia abajo en la voz del cofre, habrá un chirrido al cambiar. Sin embargo, m2 puede estar conectado a m1 (no en un nivel fisiológico, las mediciones precisas siempre revelarán cuando alguien está cambiando de una a otra, sin embargo, en términos del sonido de audio producido, es posible conectarlos, sin ningún cambio en el timbre o sonido presión) Esto lleva a la 'mezcla de voz', que es el 'objetivo' del entrenamiento de voz que queremos hacer. Fisiológicamente, en realidad son dos voces mixtas, denotadas mx1 y mx2. Aquí, por ejemplo, mx1 usa exclusivamente m1, pero a través del entrenamiento aprendes a "adelgazar" las cuerdas vocales (reduce el cierre del acorde, aumenta la cantidad de tiempo que están abiertas) y sintoniza Las resonancias para que m1 *suene.*más como m2, a pesar de ser fisiológicamente m1. mx2 hace lo mismo con m2, aprende la coordinación específica de los músculos que aumenta el cierre de acordes de m2. Este es un muyPaso antinatural para los individuos AMAB en general. Las personas de AFAB tienden a saltar entre m1 y m2 con mayor frecuencia, y entrenan mientras crecen porque (al menos en las culturas occidentales) las mujeres transmiten énfasis a través de la modulación del tono, y así entran y salen de los mecanismos vocales (por cierto, esto es lo que llevó a mucha confusión de que 'las mujeres no tienen falsete' durante siglos (lo hacen, simplemente suena más como su voz de pecho). Los hombres transmiten énfasis a través de modulaciones de volumen, y tienden a casi nunca usar m2. (Aparte de eso, me gustaría mucho conocer la experiencia de las personas que crecieron hablando idiomas que usan mucha variación de tono para comunicarse, el mandarín como ejemplo. Tengo la sensación de que las personas de AMAB podrían usar m2 más como un parte natural del habla, y por lo tanto tener un tiempo más fácil con el entrenamiento vocal,
**Por eso es importante entrenar el falsete.**Si eres AMAB, lo más probable es que uses exclusivamente m1. Los músculos para m2 son débiles, subdesarrollados y descoordinados. Para lograr el objetivo final de hablar casi exclusivamente en mx1, con cambios ocasionales en mx2, se deben desarrollar m2. Dado que el falsete representa el extremo de m2, la práctica desarrollará los músculos y las coordinaciones necesarias tanto en mx1 como en mx2. Falsetto no puede conectarse al cofre, y nunca querrás hablar en falsete, pero date cuenta de eso, si quieres una voz suave y consistente en todo tu rango vocal (lo que probablemente sea mucho más alto de lo que crees) m2), si desea cambiar de m1 a m2 sin un cambio en el sonido, necesita desarrollar estas coordinaciones. Falsetto es tu amigo, no tu enemigo. Personalmente, acabo de cantar un montón de risas de Taylor Swift
Vale la pena señalar que, para casi todos los individuos de AMAB, el "quiebre" en su voz donde (suponga que no está entrenado) que cambia de voz en el pecho al falsete ocurre en algún lugar desde c4 (261 hz) a g4 (392 hz) mientras que la persona promedio de AFAB Habla alrededor de a3 (220hz). Esto hace que parezca que m2 simplemente no es útil, pero más allá del hecho de que en el habla regular las chicas a menudo saltan más allá de c4, el objetivo es que m1 adquiera muchas de las características (resonancia y otras) de m2, que se logra mejor simplemente practicando m2. Personalmente, he encontrado lo que funciona para mí, lo que produce el sonido más consistente, es usar mx1 hasta d4, y usar mx2 arriba. Puedo sentir conscientemente el cambio de uno a otro, pero el sonido producido es el mismo. Tenga en cuenta que los cantantes bien entrenados tienen un gran rango dentro del cual pueden cambiar de mx1 a mx2 sin que haya ninguna diferencia en el timbre. Esto les permite tener una voz más "alta", manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre de acordes lo más alto posible, antes de cambiar a un cierre de acordes alto mx2, o ser más ligeros al usar mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz. una voz más alta hacia arriba, manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre del acorde lo más alto posible, antes de cambiar a un alto acorde mx2, o para ser más ligero usando mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz. una voz más alta hacia arriba, manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre del acorde lo más alto posible, antes de cambiar a un alto acorde mx2, o para ser más ligero usando mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz.
Como tal, aprender a cantar correctamente (asegurarse de que esté aprendiendo correctamente o que pueda ser perjudicial) también es una cosa muy útil.

Los musculos involucrados

Esta es una sección completamente irrelevante para el lado práctico de las cosas, pero puede conectarse a una gran parte de la terminología que ya ha encontrado. Salta o no, dependiendo de cómo te sientas.
Entonces, como la simplificación más bruta posible (porque las coordinaciones musculares son siempre complejas) hay dos conjuntos de músculos importantes para producir sonido. Los músculos cricotiroideos (TC) y tirroaritenoides (AT). Estos músculos trabajan en oposición entre sí (como todos los músculos tienden a estar en el cuerpo): los músculos de la TC "estiran" las cuerdas vocales, estirándolas, haciéndolas más delgadas, aumentando el tono y disminuyendo el cierre de la cuerda. Los músculos TA aplastan las cuerdas vocales juntas, engrosándolas, disminuyendo el sonido y aumentando el cierre de acordes. Toda la producción vocal es un equilibrio de los músculos CT vs TA.
La gente suele hablar de que el falsetto es "dominante en TC" y que el pecho es "dominante en TA". Esto es engañoso, todas las vocalizaciones usan ambas, con la combinación precisa que determina el tono y el cierre del acorde, lo que influye enormemente en la calidad del sonido producido. 'Chest voice' en realidad usa más acción CT que falsetto, pero también usa mucha acción TA, lo que lleva a una mayor relación TA / CT, ver esto por ejemplo
Aprender a hacer cualquier cosa con su voz es aprender las coordinaciones precisas de los músculos TA y CT, y luego modificar el tracto vocal para que el sonido producido sea altamente resonante. Esta es la razón por la que (y cómo) las personas hablan de "adelgazar" la voz del cofre y "reforzar" el falsete para producir un timbre uniforme y uniforme. Las personas no entrenadas en AMAB tienden a "voltearse" hacia el falsete con los músculos TA casi completamente relajados, lo que produce un sonido ligero y aireado. Lo que quiere entrenar es agregar músculos TA, lo que aumenta el cierre de los acordes, pero manteniendo una relación TA / TC similar. Esto es mx2, y es difícil, pero afortunadamente, todos pueden aprender a hacerlo. A la inversa, mx1 está usando su voz de 'cofre' (m1), pero está reduciendo la actividad de TA para disminuir el cierre del acorde. Hazlo correctamente y seguirás 'volteando' al falsete, pero el punto en el que lo hagas tendrá una participación similar de los músculos TA y TC, y los timbres serán similares. Lamentablemente, no hay manera de aprender cómo hacerlo directamente, pero aprender a cantar te enseñará estas habilidades de manera inherente.

Formantes vocales

Este es el aspecto más importante de la física involucrada, así es como transmitimos el significado cuando hablamos, pero la noción de un formante vocal es complicada, especialmente para los no físicos / personas sin experiencia en las series de Fourier. Comprender esto, y cómo funciona en las voces masculinas y femeninas, es lo que me dio puntos de referencia objetivos y basados ​​en mediciones en los que trabajar.
Cuando producimos sonido, producimos ondas de sonido en un número asombroso de frecuencias, la frecuencia más baja (a menudo llamada h0) es lo que determina el tono de la voz, pero hay un gran número de "armónicos", múltiplos de esta frecuencia, que también producimos. Si estamos produciendo un sonido a 120 hz (tono bajo para una voz masculina), también estamos produciendo sonidos a 240 hz, 360 hz, 480 hz, etc., hasta 3000 a 5000 hz (más o menos).
Un formante es una pequeña banda de frecuencias que, mediante el uso de varias cámaras de resonancia en nuestra garganta, boca y cabeza (en realidad nunca enviamos aire al pecho, por lo que el pecho no contribuye en absoluto a la resonancia, da la casualidad de que las voces masculinas producen sensaciones vibratorias en el pecho, razón por la cual el nombre "voz de pecho" es completamente engañoso, se amplifica a volúmenes mucho más altos. Si está observando el espectro de frecuencias de su voz en un espectrómetro, los formantes presentarán como picos notablemente pronunciados en las intensidades (o presión de sonido) de las frecuencias en una región centrada en el formante.
Tenemos muchos de estos formantes, que se centran en muchas frecuencias diferentes, tenemos una aproximadamente cada 1000 hz. De manera crucial, al modificar las posiciones de la laringe, la lengua, la mandíbula, la paleta blanda, los labios y muchas otras muchas cosas, alteramos las posiciones de estos formantes. Amplificamos diferentes frecuencias a diferentes niveles. Cada sonido que producimos viene a través de esta acción, y requiere la coordinación de todos estos músculos diferentes, así es como distinguimos los sonidos, es por esto que una 'o' suena diferente a una 'a'. Es importante destacar que la totalidad de la diferencia entre voces masculinas y femeninas, está en la ubicación y las intensidades relativasde estos formantes. Para hablar, todo es transmitido por los primeros segundos formantes. Para cantar, el tercer formante se vuelve importante (por lo tanto, si desea entrenar una voz cantante, considere estudiar esto)
Como ejemplo, considere la vocal 'e' larga, como en 'prestar atención'. Los oradores masculinos tienen un primer formante (F1) a aproximadamente (en promedio) 270 hz, y el segundo formante (F2) a aproximadamente 2200 hz. Las oradoras tienen F1 a aproximadamente 310 hz y F2 a aproximadamente 2750 hz.
El sonido de la vocal está completamente determinado por las posiciones / diferencia entre F1 y F2, y la diferencia entre las voces masculinas y femeninas está determinada casi completamente por las frecuencias en las que ocurren
Hackear la voz para mí, entonces, estaba investigando obsesivamente las frecuencias medias de F1 y F2 para las voces femeninas, midiendo mi propia voz y atornillando con cosas como la posición de la laringe (resultó ser casi totalmente sin importancia para mi sorpresa) inclinación de la laringe ( muy, muy importante) posición de la lengua y la mandíbula (muy, muy importante), apertura de la garganta, cuán elevada está la paleta blanda, e incluso qué tan inclinada está mi cabeza, cómo están mis hombros (levantando mis hombros REALMENTE atornillados con el sonido) - una lección que, desafortunadamente, si desea una voz femenina de buena calidad, la mayoría de los músculos de su cuerpo / hombros / garganta / laringe necesitan estar relajados, lo cual se ve frustrado ya que los nervios tienden a hacer que se tensen, pero viendo cómo se alimenta. cómo esto afectó realmente la voz realmente me ayudó a relajar todo).Muchos muchos otros pequeños movimientos musculares también.
La parte útil, para mí, fue que, en lugar de probar y equivocarse, "intentaba" diferentes sonidos, escuchándome a mí mismo (lo que es un chiflado de disforia) y al escuchar que mi voz era incorrecta, pero al no tener idea de lo que estaba mal, en su lugar podría Siéntate y vuélvete a atar con varios músculos, y aprende lo que afinó mis formantes hacia los valores femeninos. Como nota al margen, no podrá obtener los formantes exactamente como valores "promedios" femeninos, su fisiología es simplemente diferente y no es posible un control completo de los formantes. Pero podrá cambiarlos a rangos femeninos (así es como desarrollamos voces femeninas). Esto me ha permitido obtener el sonido, y la mayoría de las frases (aunque todavía necesito mucho trabajo) bastante decente. El fraseo es más difícil porque, lamentablemente, eso involucra cosas como variaciones de tono, y los porcentajes de tiempo dedicados a hacer cada sonido en particular en una palabra. Intento hablar conscientemente más despacio y con más variación de tono.
También vale la pena señalar que las intensidades relativas de los formantes, es decir. Cuánto amplifican las frecuencias, también es importante, pero mucho menos importante que su posición.
Y aún más lejos, estoy lo suficientemente obsesivo como para comenzar a investigar cómo los formantes cambian con la emoción, para ver si puedo mejorar la expresión (las mujeres tienen variaciones mucho mayores en las posiciones de los formantes dependiendo del tono emocional de la voz) para Por ejemplo, este documento fue para hombres y mujeres checos, por lo que no se traduce perfectamente al inglés, pero me dio buenas ideas sobre cómo están cambiando los formantes en función del contenido emocional (alerta de spoiler, las mujeres tienden a cambiar los formants mucho más para expresar diferentes emociones)

Hackeando la voz

Ok, eso cubre la física de todo esto y muestra qué y por qué estoy tratando de lograrlo. Ahora para el cómo. En primer lugar, tenga en cuenta que todos los pasos descritos en varias guías en línea son bastante buenos, enseñan ejercicios que desarrollan el control de todos los músculos que necesitará. Debe poder controlar su laringe, su lengua y su mandíbula, para dirigir el flujo de aire hacia varias cavidades resonantes y controlar la forma de las cavidades para obtener el sonido que desea. Me gusta esta guia
Una vez que haya desarrollado los músculos, el resto es solo coordinación, y esto normalmente se enseña con un 'escucharlo hasta que suene bien', es donde quería que funcionaran los puntos de referencia medibles. Mirar a los formantes es una combinación de los pasos de 'resonancia' y 'fraseo' en las guías: si su resonancia no es correcta, los formantes se colocarán mal y carecerán de poder. Si se eliminan las frases, los formantes estarán en el lugar equivocado cuando emitan sonidos específicos; debe aprender a modificar sus vocales para que "suenen" femeninas (de nuevo, los cantantes entrenados pasan mucho tiempo aprendiendo cómo modificar las vocales). aprender a cantar correctamente hace que hablar correctamente sea mucho más fácil)
Además, aprender a cantar hará maravillas , aprenderá el control completo de los músculos y encontrará esa voz "mezclada" y esquiva. Un buen ejercicio para practicar es deslizarse desde la parte inferior de su rango vocal, hasta la parte superior, a través de la ruptura en el falsete. Eventualmente, puede aprender a "arreglar" el descanso (esto es difícil) para que no lo note en absoluto, esto le dará una buena base, pero no es estrictamente necesario para tener una voz femenina que hable.
Si sientes que aún estás desarrollando los músculos y las coordinaciones, el resto de esta publicación será (aún más) inútil para ti, concéntrate primero en este bit.

Midiendo los formantes

Esta es la parte difícil, es algo subjetiva y no se puede describir fácilmente, ni hay un software de fácil acceso para que lo haga por usted (las cosas que existen están dirigidas a la academia, he considerado codificar algo, pensaré en más). Así que aquí hay un método crudo que hice. Necesitará una aplicación de espectroscopio, no espectrograma (que esencialmente muestra un espectroscopio cambiante con el tiempo). Me gusta 'Advanced Spectrum Analyzer PRO' - gratis en la tienda de Android, ya que marca las frecuencias en las que se producen picos resonantes y poderosos. No puedo ofrecer muchos consejos en este frente, pero cualquier método que tenga para extraer formantes lo hará, confié en mi análisis de los espectros de frecuencia. Esto mostrará la 'potencia' o 'intensidad' (generalmente en dB) del sonido que se produce en cada frecuencia.
No sé cuán fácil o preciso será esto si no tiene experiencia con el análisis de señales / transformadas de Fourier. Es una interpretación subjetiva y susceptible de interpretaciones erróneas voluntarias (desea que los formantes se encuentren en un lugar determinado, por lo que está más dispuesto a interpretar los datos de que están en esa posición como un sesgo inherente). No sé qué hacer con esto más que decir, disculpe si esto es completamente inútil para usted. (Si alguien pudiera recomendar un software fácil de usar para él, lo apreciaría, no me fijé demasiado porque nunca pensé en hacer de esto una guía, solo jugué un poco con mi propia voz y feliz interpretando mis propios espectros de frecuencia.
Lo que estás buscando, es algo como esto que muestra muy bien cómo los formantes pueden moverse con diferentes sonidos vocálicos. No está buscando los 'dos ​​picos más altos', ya que estarán muy cerca uno del otro y corresponderán al mismo formante (generalmente F1), sino a la 'banda' de frecuencias que son más intensas que el resto. Recuerde que los formantes se producen como una 'banda' de frecuencias que se amplifican por la estructura específica de su pasaje vocal y boca (vea los diagramas de las formas de la boca y la garganta para tener una idea de lo que está pasando). Quieres encontrar (aproximadamente) el centro de las dos primeras bandas, ignora F3, no es útil a menos que estés cantando. (¡Esto a veces se llama formante de cantantes!) Aquí y aquí Son ilustraciones esquemáticas que también son útiles.
Los formantes pueden ser difíciles de identificar, especialmente la F1; es posible que no esté produciendo frecuencias en el punto en que el formante proporciona la mayor potencia. Pero los formantes son independientes del tono en el que estás hablando y son específicos del sonido particular que estás haciendo (así es como identificamos las vocales y las consonantes). Un buen método es mantener un sonido particular y barrer a través de un rango de frecuencias. Los formantes deben saltar hacia ti, y con un poco de prueba y error puedes averiguar dónde están centrados. Hacer un zoom en la región de frecuencias donde se produce el formante puede ayudar.

Así que tenemos los formantes, ¿ahora qué?

Aquí nuevamente se vuelve subjetivo, los formantes variarán con el lenguaje, el acento y la emoción, además de las diferencias de género. Una respuesta simple sobre cómo desea cambiar los formantes es 'mayor frecuencia que la que tiene'. Proporcionaré algunas figuras generales del estadio de béisbol. Esto , que estudia directamente a las mujeres trans (la figura en esta página fue muy útil: representa los 4 sonidos vocales más extremos, si puedes dominarlos, puedes dominarlos a todos) ... y esto (tomado de aquí te da una Una idea aproximada para el inglés, pero hay variaciones. La página de wikipedia también proporciona algunas ideas buenas (aunque no genéricas) de dónde estamos.
Personalmente, me senté con una chica cis y medí sus formantes para esta tabla de vocales. Luego medí los míos y traté de cambiarlos hacia los de ella.

Modificantes formantes

Así que hay muchas combinaciones de músculos involucradas en cambiar la forma de su tracto vocal y boca para producir diferentes sonidos. En general, la F1 es más fácil de cambiar hacia los rangos femeninos; está determinada en gran medida por la longitud del tracto vocal. Levantar tu laringe cambiará esto. Como nota, realmente me di cuenta de que estaba elevando mi laringe demasiado alto, produciendo sonidos más infantiles que femeninos. Esto es frustrante que tratar, debido a la inclinación de la laringe es un factor importante en la F2, pero por lo general cuando se está aprendiendo, sólo se puede llegar a inclinar la laringe porelevandolo Los cantantes entrenados aprenden a inclinar su laringe independientemente de criarla (no conscientemente, sino aprendiendo a cambiar los sonidos que aprenden a hacerlo). Cantar me ayudó, no tengo ningún consejo fuera de esto (pero, oye, es posible que no necesites aprender a levantar e inclinar tu laringe de forma independiente).
La F2 se determina principalmente por las posiciones de la mandíbula, la boca y la lengua (la laringe controla el flujo de aire que determina qué tan poderoso es). Como regla general, querrá crear tanto espacio en su garganta / boca como pueda, lo que implica una mandíbula abierta, una boca más abierta y una garganta más abierta de lo que normalmente suele hablar (imaginar un golf La bola atorada en tu garganta mientras hablaba me ayudó a abrir la mía; también puedes practicarla con una sonrisa amplia como un genio maníaco, y debes sentir que se te abre la garganta).
Pero aquí está el truco: al observar los formantes no tuve que hacer ningún ensayo y error basado en los sonidos. Podría jugar haciendo un sonido de vocal y simplemente mover mi lengua hacia arriba y hacia abajo, abrir y cerrar mi garganta, bajar mi laringe, abrir mi boca, bajar mi mandíbula, mover mi mandíbula hacia adelante. Cualquier número de movimientos (que producen sonidos tremendamente tontos en el proceso) y vea cómo se movían mis formantes cuando hice esto. El arreglo específico que era "mejor" (es decir, más cercano a la hembra) para cualquier sonido dado, podría así concentrarme, y luego practicar el infierno hasta que estuviera cómodo. Aquí estáun ejemplo que usa mi propia voz en una vocal larga 'ee' (como en 'keen') La primera es mi vieja voz, hablando cómodamente. Solo desde la instantánea puede ser difícil ver dónde está la F1, pero al mover mi voz hacia arriba y hacia abajo en el tono, pude confirmar que estaba en ~ 260 hz. F2 es similar alrededor de 1650-1700Hz. F3 no es importante (a menos que queramos cantar). Cuando paso a mi voz femenina: levanto la laringe, la inclino, empujo mi mandíbula un poco hacia adelante, abro un poco más mi boca, abro mi garganta y levanto más mi lengua, obtenemos la segunda imagen. El tono se eleva a un buen rango para las hembras (228Hz). La F1 ahora es aún más difícil de identificar, pero nuevamente al barrer el tono, lo encuentro alrededor de 320Hz. F2 está a 2k Hz. Comparando con nuestra cartapara, digamos, 'batir'. Deberíamos tener algo alrededor de F1 = 270Hz F2 = 2300Hz para hombres y F1 = 300Hz, F2 = 2800Hz.
Bueno, mi F1 va bien, mi F2 un poco apesta. ¡Pero eso esta bien! Esta es definitivamente la vocal más difícil para mí (por eso la elegí). El inglés británico parece tener un sonido 'ee' más cerrado que el inglés americano, lo que reduciría F2 (por eso usé una chica cis ... Su F2 estaba a 2500 hz, así que de nuevo no soy muy bueno, pero Definitivamente estoy cambiando hacia la mujer, y con la precisión de la F1, en realidad suena bastante bien).
Tenga en cuenta que puede ser difícil obtener suficiente poder en sus formantes mientras habla en voz femenina. Este es el aspecto de "resonancia" de los regímenes de entrenamiento de voz con los que se encuentra: está acostumbrado a tener poderosas resonancias de "pecho" masculino que refuerzan al hombre. 'formantes. Necesitas volver a aprender cómo dirigir el flujo para maximizar las resonancias de los formantes femeninos (elevar e inclinar la laringe ayuda mucho; esto es, explícitamente, encontrar tu voz principal). Así que poder estudiar la intensidad realmente me ayudó en este frente. - literalmente, trate de controlar su laringe, moviéndola y abriendo la garganta, juegue haciendo ruidos diferentes hasta que vea mucha potencia en F2 - esta es la 'resonancia' que desea. Practícalo
En general, no te estreses demasiado si no puedes cambiar tus formantes hacia los valores que figuran en las tablas, es difícil. Pero eventualmente deberías poder obtener la F1 bastante bien, y F2 debería ser al menos mucho más alto que lo que tenías anteriormente. Siempre y cuando veas de forma tangible el aumento de frecuencia de F1 y F2, te estás moviendo en la dirección correcta.
También agregaría los sonidos 'm' y 'n', ya que son notablemente diferentes entre voces masculinas y femeninas. No te preocupes por las otras consonantes, si las vocales son correctas, es probable que se fijen por sí mismas.
Aquí hay una tabla corta (aproximada) de lo que creo que es razonable, comenzando con las más importantes. De nuevo, es más importante en el contexto de cómo suenan los hablantes masculinos y femeninos en su área. No se preocupe si no puede acercarse a los valores que ve aquí, enfóquese en encontrar dónde están sus formantes y en cambiarlos hacia arriba (en la medida de lo posible mientras sigue haciendo el mismo sonido de vocales) estará limitado según su fisiología, pero verá cómo "mejor" puede manejar su fisiología. Y esto es casi siempre suficiente.

Hay mucho para simplemente enumerar como una tabla, ni creo que sea útil practicar todo individualmente. Más bien, cada vez que escucho algo en mi discurso que no suena bien, en lugar de intentar probarlo y corregirlo, hago una medición de mi voz, hago una medición de la voz de mi chica cis y trato de cambiar la mía a los de ella.
Casi 5000 mundos después y creo que he terminado. Es hora de que esto muera porque probablemente no sea útil a menos que tenga una mentalidad muy técnica. Oh bueno, al menos lo tengo escrito por mi propio bien. Siéntase libre de pedirme que aclare cualquier cosa, haré lo mejor que pueda.
Edición: / u / kmirum me indicó un software muy útil de Praat gratuito para descargar. (Gracias por esto). Ábralo, en la ventana principal seleccione 'nuevo' -> Grabar sonido mono. Comience a grabar, pronuncie la vocal de su elección, presione detener cuando haya terminado, nombre si lo desea y luego presione 'guardar para enumerar y cerrar'. Verás aparecer tu pequeño clip de sonido en la ventana principal. Presione 'ver y editar' y en la barra de menú de la ventana que se abre, seleccione 'Formantes' y 'Mostrar Formantes'. Trazará líneas rojas donde están los formantes. Al hacer clic (con cuidado) en la primera y segunda líneas, y leer el valor rojo a la izquierda de la gráfica le dará la frecuencia de sus formantes. Eso'

https://preview.redd.it/971jsxrg0jg21.png?width=547&format=png&auto=webp&s=a7818f1b461e70b0a42e30bdb4ef79ce897b341f

Nota: es probable que haya más errores en el valor informado de F1; esto es especialmente cierto para los sonidos que tienen F1 de baja frecuencia (cuanto más baja es la frecuencia de un formante, más difícil puede ser identificarlo con exactitud, pero sí un proceso automatizado). insistir demasiado en la F1 si no es perfecto. Hay algunas limitaciones sobre esto que el software automatizado podría pasar por alto. F2 debería ser muy preciso ... Una desventaja de esto es que es más difícil ver qué tan poderosos son tus formantes, pero bueno, eso no es un gran problema. Nuevamente, volveré a enfatizar, no se preocupe demasiado por los valores que figuran en las tablas, habrá variaciones por acento de idioma y voz. Más bien, solo úselo para comprobar cuando está probando una voz 'femenina', que sus formantes no están en el mismo lugar que su voz anterior, e idealmente que ' Te estás moviendo un poco hacia los valores de una chica cis que conoces. Y como siempre, nunca te esfuerces, esto puede causar daños.
submitted by keylanaomi to asktransgenderES [link] [comments]


2016.11.05 10:45 EDUARDOMOLINA El Gobierno en la sombra del Ibex35, con ustedes, la Gran Coalición invisible. Una minoría selecta de los 417 consejeros de las principales corporaciones conforma el poder real: sus empresas empiezan a pesar más que el Estado, y a asumir paulatinamente sus competencias

Rubén Juste de Ancos / José Luis Marín (infografía)
http://ctxt.es/es/20161026/Politica/9229/ministros-investidura-gobierno-Rajoy-coalicion-Ibex-35.htm
(Es muy interesante pinchar el enlace para ver las conexiones múltiples entre los poderosos)
Joaquín Costa escribió en 1903 que “lo que las mayorías hacen con el voto, las minorías lo hacen con la obstrucción”. Antes de las elecciones de junio de 2016, Juan Miguel Villar Mir -- el empresario y ex político que triplicó su fortuna durante la crisis– advirtió de forma apocalíptica: “Lo importante de verdad es que no se nos dé la presencia de Podemos, porque eso desajustaría la economía”. A continuación concretó los pormenores de su propuesta: “Hace falta que los dos grandes partidos estén para aprobar los acuerdos fundamentales que hay que hacer”. En aquellas mismas fechas, un manifiesto de expolíticos e intelectuales vinculados al PSOE, PP y Ciudadanos pedía evitar las terceras elecciones y urgía a formar “un Ejecutivo que cuente con el respaldo parlamentario suficiente para impulsar la estabilidad económica en el marco de nuestros compromisos europeos; para adoptar medidas sociales correctoras de las crecientes desigualdades; y para emprender una reforma constitucional que aborde, entre otras cuestiones, la mejora de la articulación territorial”.
En septiembre, tras la fallida investidura de Mariano Rajoy, se sucedieron semanas muy tensas. El PP chantajeó al PSOE con elecciones en Navidad, y el golpe palaciego que comenzó con los quejidos de Felipe González y acabó con Pedro Sánchez muerto antes de intentar formar una mayoría alternativa provocó un efecto dominó de consecuencias aún desconocidas. La formación de una gestora en el PSOE impuso, por imperativo, la abstención del Grupo Parlamentario Socialista en la investidura de Rajoy. Poco después, la Gestora comunicaba las sanciones contra los diputados que votaron no al candidato popular.
El 26 de octubre, durante la primera sesión de investidura, Rajoy prometió estar dispuesto a afrontar los retos de la nueva legislatura: “Si hemos de aceptar sacrificios, lo haremos con orgullo por el bien de España”. Eran las palabras del nuevo presidente del Gobierno, arropado por Ciudadanos y bendecido, en segunda ronda, por la abstención de un PSOE desgarrado. Sin embargo, ese ‘por el bien de España’ echó a temblar solo un día después de la reelección. Pedro Sánchez, en la entrevista que concedió a Jordi Évole en Salvados, confirmó las presiones económicas y mediáticas que había recibido para no formar un gobierno de cambio, y señaló directamente al diario El País, a Telefónica y su expresidente, César Alierta, entre los impulsores del movimiento contra Sánchez y su pretensión --nunca explicitada-- de formar una coalición de izquierdas.
El dardo del exsecretario general del PSOE apunta a las empresas del Ibex35, cuya capitalización alcanza el 50% del PIB –más de 500.000 millones de euros–, y que están dirigidas por 417 consejeros, 67 personas más de las que se sientan en el Congreso de los Diputados.
Estas personas controlan e influyen en empresas que operan en todos los sectores: banca, telecomunicaciones, educación, salud, alimentación, transporte. Un Estado paralelo y privado, o semiprivado, con un apellido propio: sociedad anónima. Entre ellos, destaca una minoría selecta que se sienta en varios consejos y, entre estos, algunos pueden presumir, además, de mantener privilegiadas relaciones con el Estado.
Se trata de un mundo eminentemente machista, que no conoce el significado de la expresión igualdad (tampoco de género). La presencia de mujeres es casi testimonial: en 2016 hay solo 74 mujeres entre 417 consejeros, 16 menos que en 2015; las ejecutivas han visto reducida su participación desde un 19,6% a un 17,7%.
Estos hombres y mujeres serán la sombra del próximo Gobierno, o mejor el próximo gobierno del Ibex en la sombra: adalides de empresas que cada vez empiezan a pesar más que el Estado. En el camino están los 5.000 millones de recortes que el Gobierno de Rajoy viene anunciando desde hace tiempo y que irán a parar a mejor lugar, como los 2.000 millones de la Obra Social de las cajas, que se transfirieron a los bancos que las adquirieron y a sus accionistas.
Los gobernantes conocen el principio de conservación según el cual “la materia ni se crea ni se destruye, se transforma”, mejorado de la mano de Joan Mach –precursor histórico del gobierno en la sombra–, que añadió: “El dinero no se destruye, sólo cambia de manos”.
Con ustedes, la élite del Ibex35 y, siguiendo el murmullo popular, los ministros de facto del país.
Primer ministro. Javier Echenique Landiribar.- Nacido en Pamplona, este antiguo directivo del BBVA y presidente del Banco Guipuzcoano es actualmente el gran vertebrador de empresas en el Ibex35, asentado en las poltronas de hasta cuatro de sus sociedades: Sabadell, ACS, Repsol y Telefónica; estas dos últimas, con pasado de titularidad pública. De él dicen que le encanta el deporte, pues practica el esquí, el montañismo y el golf, además de ser corredor aficionado habitual. Su característica principal es la discreción. Sus únicas declaraciones datan de 2013, en las cuales decía que “el guirigay político que tenemos es un desastre”, y recordaba a futuros navegantes que “no hay solución fuera de Europa y del euro, pero tiene que ser en una Europa ágil y competitiva”. Echenique es, de facto, el sustituto del antiguo patriarca del Ibex, Isidro Fainé, quien ha tenido que ceder ante las directivas de la ley de Cajas y retirarse de La Caixa y de varios consejos, aunque ha acabado en otro Ibex35: Gas Natural.
Portavoz y ministro de infraestructuras: Juan Miguel Villar Mir.- Doctor y académico con una extensa trayectoria empresarial, el octogenario millonario se apartó de la presidencia de OHL en agosto, como ejemplo de que la vieja guardia sí se retira, pero sólo un poco, al estilo de Felipe González. Ha abandonado la presidencia en favor de su hijo Miguel Villar-Mir, pero se mantiene en los consejos del Santander y Abertis. Mantiene sus posiciones como empresario, pero no puede ocultar su cercanía al poder político, que mantiene desde su presencia en el primer Gobierno preconstitucional del rey Juan Carlos, como ministro de Hacienda y vicepresidente, así como alto cargo del Ministerio de Obras Públicas. Sus escarceos con la política incluyen su presencia en los papeles de Bárcenas, con aportaciones atribuidas a la caja negra del PP entre 2002 y 2009. Durante ese periodo, un tercio de la facturación de su constructora, OHL, provino de adjudicaciones de Comunidades gobernadas por el PP. La crisis no ha hecho mella en su patrimonio, y puede presumir de haber triplicado su fortuna durante la crisis.
Ministro de Industria y Trabajo: Pablo Isla.- Presidente de Inditex y (anterior directirvo) de Telefónica. Presume de ser hombre discreto, como el patrón al que gestiona sus negocios. Sucesor de Amancio Ortega, pocos saben que sus primeros pinitos en el mundo empresarial se dieron con la privatización de Telefónica. Abogado del Estado a los 24 años, con 32 fue nombrado por Rodrigo Rato director general de Patrimonio, lo que significaba ser el máximo responsable de Tabacalera y Telefónica en el Estado durante sus privatizaciones. En 2000, pasó a ser presidente de Tabacalera privatizada, renombrada como Altadis, y se mantuvo hasta 2005, cuando fue fichado por Amancio Ortega y ascendió a CEO y vicepresidente. Desde 2002 es consejero de Telefónica. Fue el empresario mejor pagado del Ibex35 en 2015, con 12,17 millones de euros, además de controlar la caja más saneada del grupo de empresas –5.300 millones a cierre del año fiscal de 2015–. Ese año, la revista Harvard Business Review clasificó a Isla como número tres en la lista de los mejores ejecutivos del mundo. A pesar de ser nombrado por Rato, el ejecutivo prefiere marcar las distancias con aquella época. Su responsabilidad no es menor en dos de las mayores empresas españolas en términos de trabajadores: en Telefónica, 130.000 empleados; en Inditex, 100.000 empleos entre directos e indirectos. Tras las revelaciones sobre las condiciones laborales de sus suministradores asiáticos, tras hechos como el incendio del edificio de Savar en 2013 en el que murieron 1.117 personas, en mayo de 2016 Pablo Isla firmó un contrato con el sindicato con sede en Ginebra Industrial Global, para “promover los derechos de los trabajadores, la libertad de sindicación y la negociación colectiva en sus fábricas proveedoras”.
Ministra de Competitividad: Baronesa Kingsmill.- Compañera de Pablo Isla, es consejera de Inditex y de IAG, parlamentaria en la Cámara de los Comunes y miembro vitalicio de la Cámara de los Lores. Lady Kingdmill forma parte del Partido Laborista y fue presidenta de la Comisión de Monopolios y Fusiones de la Cámara de los Lores hasta 2003. Ha vivido desde dentro y desde el Estado el mayor proceso de fusión entre dos aerolíneas: Iberia y British Airways –que controlaban América del norte y del sur–, y que dió como resultado la absorción de la aerolínea española, que acabaría convertida en filial de la británica. Todo ello tras haberse construido la terminal T4 de Madrid (6.200 millones de euros), que se puso en marcha con miras al aumento de rutas y vuelos de Iberia. Después de la reestructuración –desde 2004, Iberia no contrata pilotos– y de varios ERE que afectaron a 5.000 personas, la compañía planea un ERE voluntario para 1.000 empleados más este año. Una política de recortes que Willie Walsh (actual CEO de IAG) ha catalogado como “un poco cruel pero necesaria”. La plantilla y la renovación de la flota quedan subordinadas ahora a sus cuentas de resultados. Sin embargo, hoy en día no queda ningún accionista español en el grupo después de la salida de Bankia y El Corte Inglés. De ahí que Walsh no tenga razones para sentir especial inclinación por el territorio patrio y la vieja línea aérea de bandera: “El holding no tiene reservado ningún derecho especial de pertenencia al accionariado por el hecho de ser español o británico”, dijo en una entrevista a El Mundo.
Ministra de Poder Popular: Isabel Tocino.- Doctora en Derecho. Se sienta en los consejos de administración del Banco Santander y de Enagás, antes pública. Dos empresas del Ibex35 con sede en España, pero cuyo capital es mayoritariamente extranjero: en el caso de Enagás, su principal accionista es Bank of America; en el del Banco Santander es Chase Nominees, subsidiaria de JP Morgan. Fue mano derecha de Manuel Fraga, ostentó una de las seis vicepresidencias del recién bautizado Partido Popular de 1989, y consiguió escaño en el Congreso ese mismo año. Formó también parte de la ejecutiva nacional del PP en 1993 y sólo tres años después, en el primer Gobierno de Aznar, fue investida ministra de Medio Ambiente. Su estancia en la cartera coincide con los años en los que su Ministerio presuntamente arregló concursos para empresas implicadas en la trama Gürtel, según afirmó Francisco Correa en sede judicial. También fue consejera de la empresa Diagonal Gest, que se llevó el contrato para tramitar la venta del parque de vivienda social de la Comunidad de Madrid en 2012. 9.100 pisos, de los que solo se comercializaron 234 inmuebles. La empresa de Tocino cobró casi 390.000 euros en esta operación.
Ministra de Privatizaciones: Eva Castillo.- Al igual que Isabel Tocino, es una de las pocas mujeres que se sientan en los consejos de administración del Ibex35. Su trayectoria en banca de inversión abarca desde Merrill Lynch, a la que llegó en 1997 tras pasar cinco años en Goldman Sachs y otros cinco años en Beta Capital, cuando esta firma de valores estaba presidida por César Alierta, expresidente de Telefónica. En 2008 volvió con Alierta a Telefónica, donde se convirtió en la primera mujer en sentarse el Consejo de Administración de esa empresa. Fue presidenta de Telefónica Europa hasta 2014 y, en el momento del cese, recibió una indemnización de 2,4 millones de euros. Entró en Bankia en 2012, tras la intervención del banco y la defenestración del Consejo presidido por Rodrigo Rato. Según el Informe Anual de Gobierno Corporativo de 2015 de Bankia, su presencia tanto en el Consejo de Administración de la banca como en el de Telefónica no supondrá perjuicio en los acuerdos de financiación y de prestación de servicios entre ambas compañías. Telefónica tiene una de las deudas más abultadas de Europa –49.921 millones de euros–. Eva Castillo tendrá que afrontar la previsible fusión de Bankia con BMN y su privatización, fomentadas desde el Ministerio de Economía. Serán útiles sus relaciones con la banca de inversión, accionistas de referencia en BBVA y Santander, además de accionistas en Telefónica. Otro frente será el de los despidos, anunciados en el sector, y que en Bankia se han cobrado 5.000 trabajadores hasta la fecha.
Ministro de Información, Política Social y Universidades: Rodrigo Echenique Gordillo..- Abogado del Estado y consejero en Inditex y Santander, fue secretario general de Correos y Telecomunicaciones en 1976. Ese mismo año, con Manuel Fraga como Ministro del Interior el cual autorizó la publicación de El País. En 1984 pasa al Banco Santander y en 1988 es nombrado consejero delegado de la entidad. En 2001 fue nombrado presidente de Vallehermoso, la inmobiliaria del banco que posteriormente fue vendida a Sacyr. Entre 2014 y 2015 fue presidente del grupo de comunicación Vocento, que edita ABC y El Correo, entre otros. Es consejero de Universia holding S.L, sociedad del Banco Santander que presume de ser “la mayor red de cooperación universitaria centrada en Iberoamérica, que promueve el cambio y la innovación a través de una plataforma de productos y servicios para la comunidad universitaria y las empresas”. Junto con Telefónica fundó en 2013 Miríada X, una “plataforma de formación online que aspira a liderar este campo en el ámbito del castellano”.
Dentro de Universia está la Fundación Universia, dedicada a la cooperación universitaria y que desde 2012 está autorizada como “agencia de colocación”, para “gestionar ofertas de trabajo y solicitudes de empleo de todo el territorio español". Además, ofrece a las entidades públicas o privadas autorizadas la posibilidad de desarrollar actuaciones relacionadas con la búsqueda de empleo, tales como orientación e información profesional, y con la selección de personal. La fundación, entre otros proyectos, ha destinado, desde 2007, 1,2 millones de euros en becas para estudiantes discapacitados. Cuentan también con la Liga Santander, y con la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, que ofrece libre acceso a más de 550 portales web y 200.000 registros bibliográficos. Quizá para compensar esta labor social, que deviene en importantes descuentos fiscales, Santander abrió 559 sociedades pantalla en Bahamas entre 1990 y 2015, según informó El Confidencial. El abogado del Estado, que empezó como asesor jurídico, ha vivido momentos difíciles de la familia Botín, desde la imputación de Emilio Botín por 38 delitos fiscales y falsedad documental a finales de los años ochenta –resuelta por la aplicación de la famosa doctrina del Supremo–, hasta la emisión de los Valores Santander (las preferentes del Grupo) y la falta de garantías reales de algunos de sus productos, como la cuenta 123.
Nota sobre el mapa interactivo:
La visualización muestra las conexiones que generan en las empresas del Ibex35 las personas con representación en dos o más consejos de administración:
-En verde, aquellas personas con carrera política –pasada o presente–.
-En amarillo, el resto de personas con presencia en dos o más consejos de administración. -Fuente: CNMV y páginas web de las empresas.
Autor
Rubén Juste de Ancos.- Doctor en Sociología. Amante del periodismo de Marx e Ida Tarbell. Esta decía que "no hay medicina más efectiva para llegar a los sentimientos de un público fervoroso que las figuras".
José Luis Marín (infografía)
CTXT. Orgullosos de llegar tarde a las últimas noticias.
¿Quieres suscribirte por solo 6 euros al mes? Pincha aquí
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.08.14 15:58 ShaunaDorothy Mineras canadienses en Lationoamérica - Sangre, saqueo y ganancias (Mayo de 2016)

https://archive.is/d0XFz
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
El siguiente artículo ha sido traducido de Spartacist Canada No. 186 (otoño de 2015), periódico de la Trotskyist League/Ligue Trotskyste, sección canadiense de la Liga Comunista Internacional.
En la antesala de las elecciones federales [llevadas a cabo el 19 de octubre], los partidos parlamentarios están compitiendo en retórica patriótica sobre cómo Canadá es, o puede ser, “el país más grandioso del mundo”. La brutalidad y la ambición de la industria minera canadiense, especialmente en América Latina, expone como un completo fraude la noción de Canadá como una potencia benévola en la escena mundial.
Las corporaciones mineras canadienses ven a Latinoamérica como su versión particular de El Dorado. En el espíritu de los primeros conquistadores, sostienen sus grandes ganancias con asesinatos, desapariciones y tortura de aquéllos que se interponen en su camino, destruyendo comunidades enteras y desposeyendo a los pueblos indígenas. El año pasado, Shin Imai, un abogado del proyecto Justice and Corporate Accountability [Justicia y Rendición de Cuentas Empresarial], declaró: “Nuestro conteo preliminar muestra que en los últimos años, al menos 50 personas han sido asesinadas y unas 300 han sido heridas en conflictos mineros que involucran a compañías canadienses” (Inter Press Service, 31 de octubre de 2014). Para citar sólo algunos ejemplos:
El Salvador, 2009: El cuerpo de Marcelo Rivera fue hallado con signos de tortura en el fondo de un pozo; Ramiro Rivera murió cuando su auto fue tiroteado en una emboscada; Dora “Alicia” Sorto tenía ocho meses de embarazo cuando la mataron a balazos. Los tres se oponían a la compañía minera de propiedad canadiense Pacific Rim.
México, 2012: En Chihuahua mataron a tiros a la pareja de esposos que había dirigido las protestas contra la mina Cascabel, propiedad de MAG Silver de Vancouver. El marido, Ismael, ya había sido golpeado por empleados de la compañía minera. En Oaxaca, Bernardo Méndez recibió siete balazos mientras protestaba cerca de la mina Cuzcatlán, propiedad de la compañía Fortuna con sede en Vancouver.
Guatemala, 2014: Topacio Reynoso, de 16 años, murió baleado y su padre Alex fue gravemente herido. Ambos eran líderes comunitarios de Mataquescuintla, Jalapa, y oponentes activos de la mina de Escobal, de la compañía Tahoe Resources con sede en Vancouver. Según MiningWatch Canada, en esa área miles de familias han sufrido violencia y represión por oponerse a la mina de Tahoe.
Estos brutales crímenes no son sino la punta del iceberg. La violenta expoliación que Canadá lleva a cabo en esta región ilustra perfectamente cómo funciona el capitalismo imperialista, un sistema económico basado en la conquista o el dominio del mundo semicolonial por materias primas, mercados, mano de obra barata y esferas de influencia. Para los marxistas, esto también demuestra cómo el estado capitalista canadiense es un instrumento de violencia organizada, que se usa para impulsar internacionalmente la explotación y el saqueo imperialista, así como para imponer la explotación de los obreros en casa.
El sector minero canadiense es uno de los más grandes al nivel global. El 75 por ciento de las compañías mineras del mundo tienen aquí sus cuarteles generales. Esto se debe en gran medida a que tiene una de las tasas de impuesto corporativo más bajas del grupo G7 de potencias imperialistas, así como un sector de valores destinado a promover la minería. Con su clima de impunidad y sus generosos subsidios públicos, que se otorgan sin hacer demasiadas preguntas, Canadá es, en palabras del Guardian de Londres “el paraíso de la industria minera global” (24 de abril de 2013).
Canadá tiene mil 500 proyectos mineros en Latinoamérica, donde el 41 por ciento de las grandes compañías mineras operan bajo su bandera. El pillaje imperialista de estos países —y la brutal represión que implica— es una empresa conjunta entre las venales burguesías locales y sus patrones imperialistas, especialmente de Estados Unidos, pero también de potencias secundarias como Canadá. En esta división del trabajo, los imperialistas subcontratan las fuerzas militares, la policía y los escuadrones de la muerte de los gobernantes locales para asegurar que no se detenga el flujo de ganancia.
Guatemala: Bajo la bota imperialista
La minería canadiense en Guatemala tiene una historia particularmente larga y violenta, enraizada en décadas de saqueo por parte de los imperialistas estadounidenses. Para defender sus “intereses”, Estados Unidos ha patrocinado un régimen de escuadrones de la muerte tras otro. Durante una campaña de 36 años que empezó en 1960 contra una insurgencia guerrillera de izquierda, 200 mil personas —sobre todo campesinos mayas— fueron asesinadas y otras 45 mil “desaparecidas”. Aquel año, el gigante minero canadiense Inco comenzó a operar en Guatemala, a pesar de que la minería a cielo abierto estaba prohibida. Además, los insurgentes izquierdistas tenían su base de operaciones cerca del pueblo de El Estor, departamento de Izabal, donde Inco quería construir su mina de níquel a cielo abierto.
Un informe de la Universidad de York fechado en 2012, redactado por Shin Imai y dos colegas, titulado “Rendición de cuentas a través de las fronteras: La minería en Guatemala y el sistema de justicia canadiense”, documentó cómo el gobierno del régimen militar le resolvió sus problemas a Inco. Se redactó un código de minería favorable a Inco que permitía la “minería a cielo abierto” y se le concedieron generosos descuentos fiscales y un contrato por 40 años. Sobre todo, consiguió la “estabilidad” que exigía gracias al reino del terror que impuso el ejército guatemalteco. Para abrir el camino a esta mina de Inco, los pobladores indígenas fueron expulsados y entre 3 mil y 6 mil fueron asesinados.
La mina de Inco cerró en 1982 cuando cayó el precio del níquel. En 2004, otra compañía canadiense, Skye Resources, compró la mina, ahora llamada Fénix. Para los agricultores mayas que poco a poco habían empezado a reocupar el área, esto significó una ola renovada de violencia. Sirviendo a los intereses de Skye Resources, la policía y el ejército llevaron a cabo actos de gran brutalidad, incluyendo desalojos e incendios de viviendas. Entre los más horribles estuvo la violación tumultuaria de once mujeres de la comunidad maya Q’eqchi’ por parte de policías y guardias de seguridad de Fénix. Cuando la compañía Hudbay, de Toronto, compró la mina en 2008, la violencia no cesó, y los patrones mineros continuaron la expulsión de los habitantes. En 2009, los matones de seguridad de la Guatemalan Nickel Company (propiedad de Hudbay) dispararon contra los manifestantes. Un hombre fue asesinado y otro quedó paralítico. Actualmente, los tribunales canadienses están juzgando casos que involucran estos tiroteos y las violaciones tumultuarias.
Todo tiene su precio
El gobierno capitalista canadiense está profundamente entrelazado con las corporaciones mineras, a las que apoya política y financieramente. Para ello moviliza a sus embajadas, diplomáticos, ministros de gabinete y mercenarios de las firmas legales de Bay Street [centro financiero canadiense]. Sus servicios incluyen el chantaje, la intimidación económica y legal y el encubrimiento.
En México, con más de 230 explotaciones mineras canadienses, la lista de fuerzas que hay detrás de la violencia contra los líderes comunitarios y los oponentes de la minería parece el directorio de la industria minera. Los bien documentados crímenes de estas compañías no han impedido que Ottawa continúe dando apoyo incondicional a la industria. Entre los más infames está la compañía Blackfire, de Calgary, a cuyo servicio la embajada canadiense emprendió una intensa campaña de presión ante el gobierno estatal de Chiapas. Un agradecido ejecutivo de Blackfire reconoció esto en un correo electrónico fechado en septiembre de 2008 dirigido a los funcionarios de la embajada, a quienes agradecía por todo “lo que la embajada ha hecho para presionar al gobierno estatal para que nos facilitara las cosas. No hubiéramos podido hacerlo sin su ayuda” (Toronto Star, 8 de diciembre de 2014).
Tras el asesinato de Mariano Abarca en noviembre de 2009, Ottawa volvió a acudir en ayuda de Blackfire. Abarca era un líder de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, que había protestado por la contaminación de los ríos y la destrucción de ganado y cosechas que la mina de Blackfire provocaba. Él sabía que estaba en la mira y había advertido: “Si algo me pasa, responsabilizo a la compañía canadiense Blackfire”. Poco después, la gobernadora general Michaëlle Jean y Peter Kent, ministro tory [conservador] del gabinete, fueron a Chiapas a controlar el daño. Ante los manifestantes enfurecidos, Jean parloteó sobre la “justicia” mientras Kent cínicamente afirmaba que las compañías canadienses en México “se consideran y reconocen prácticamente como modelos de empresas socialmente responsables”.
Los tories usan los fondos de la “ayuda al exterior” para apoyar “iniciativas comunitarias” ligadas a los proyectos mineros. Perú, uno de los países más ricos en minerales de la región, es uno de los destinatarios de esos fondos. Unos míseros 53 millones de dólares canadienses irán a “proyectos de desarrollo” de áreas con operaciones mineras canadienses, abriendo la puerta al saqueo de miles de millones de dólares en riqueza mineral por parte de esas empresas. Un tratado de libre comercio entre Canadá y Perú ha abierto todavía más al país a las incursiones de las compañías mineras.
La redituable relación triangular entre la industria minera y los gobiernos canadiense y peruano ha generado una represión sangrienta. Según declaró Rosa Huamán, dirigente comunitaria del norte de Perú, en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en octubre de 2014, “el gobierno ha instalado un puesto de policía que sigue nuestras actividades y le rinde informes a la compañía minera y al gobierno” (Georgia Straight, 5 de diciembre de 2014). En 2011, al menos cuatro personas fueron asesinadas y 24 resultaron heridas en protestas contra una mina de plata propiedad de la Bear Creek Mining Corp. de British Columbia. Dos años después, unos 25 manifestantes contra la Candente Copper Corporation de Vancouver resultaron heridos en choques con la policía. En noviembre, cuando más de 400 manifestantes cerraron la construcción de una mina de cobre de Hudbay en los Andes del sur peruano, la policía peruana atacó a una docena de mujeres que se encontraban sentadas ante la entrada principal de las instalaciones.
En este contexto, a finales de 2014 Canadá develó una versión recalentada de su “Estrategia Empresarial de Responsabilidad Social” para la industria minera de 2009. Su objetivo era proyectar la imagen de un gobierno que supuestamente ya no le haría el juego a las pocas manzanas podridas que no cumplen con sus altos estándares. No son más que trucos de ilusionista, destinados a apaciguar a los críticos y engañar a los crédulos. En efecto, un reportero de CBC dio en el clavo al describir su objetivo: “aumentar las posibilidades de nuevos negocios de nuestras compañías de recursos en el extranjero” (14 de noviembre de 2014).
Ilusiones liberales en el capitalismo canadiense
Bajo los tories de Harper, la clase dominante canadiense se deshizo de la imagen de “Canadá la buena”. Sin embargo, el NDP [el socialdemócrata Nuevo Partido Demócrata] sigue alimentando este mito autocomplaciente. Por su parte, el sindicato acerero United Steelworkers busca presionar al gobierno en Ottawa para hacer que las compañías mineras estén sujetas a los tribunales canadienses, mientras que MiningWatch Canada ofrece panaceas liberales respecto a “asegurar que las empresas rindan cuentas”. Pero la verdadera justicia y la verdadera “rendición de cuentas” no pueden venir de los tribunales de los gobernantes capitalistas. Existe también el mito relacionado de que las fechorías sangrientas que Canadá perpetra en el extranjero son anomalías de ese país por lo demás tan bien educado. Ése fue el espíritu detrás de la asombrosa declaración de Murray Klippenstein, el abogado de Toronto en el caso de los guatemaltecos contra Hudbay, de que “jamás toleraríamos esos abusos en Canadá”.
Por el contrario, cuando la población nativa de Canadá intenta resistir —en Oka, Quebec, en Gustafsen Lake, B.C. o más recientemente en Rexton, N.B., donde el pueblo mi’kmaq intentó impedir la extracción de petróleo por medio de fracking en sus tierras sin su consentimiento— lo típico es que se encuentren con una represión policiaca masiva. Mientras De Beers extrae gigantescas ganancias de su mina de diamantes en el noreste de Ontario, el pueblo de la cercana Attawapiskat, donde el desempleo llega al 70 por ciento, no obtiene más que migajas. En Canadá y Estados Unidos, tanto como en los países al sur del Río Bravo, la vida aborigen se mide en pobreza, violencia policiaca, racismo y robo. La idea de que los imperialistas de éste o cualquier otro país puedan ser presionados para servir a los intereses de los oprimidos es ilusoria.
El imperialismo no es simplemente una política reaccionaria que adoptan los gobiernos derechistas, sino un sistema global enraizado en la sed capitalista de ganancias. En 1916, el dirigente revolucionario V.I. Lenin señaló en El imperialismo, fase superior del capitalismo, que “el imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en que ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero” y “ha terminado el reparto de toda la tierra entre los países capitalistas más importantes”. Un reducido club de potencias imperialistas ricas subordina y oprime a la vasta mayoría de la población mundial. Los países dependientes, como los latinoamericanos, “que desde un punto de vista formal, político, gozan de independencia”, “en realidad se hallan envueltos en las redes de la dependencia financiera y diplomática”. La historia de todo el resto del siglo, incluyendo dos guerras interimperialistas por la redivisión del mundo e incontables aventuras coloniales, confirman ampliamente las palabras de Lenin.
¡Por la revolución socialista en toda América!
Las operaciones mineras de la clase dominante canadiense han causado un sufrimiento extremo a las poblaciones indígenas de Latinoamérica. Nosotros defendemos vehementemente a esos pueblos contra las depredadoras compañías extractivas y sus mercenarios, así como contra las clases dominantes de la región.
Creemos que la gran riqueza mineral de Latinoamérica le pertenece a las masas trabajadoras, y en primer lugar a los obreros de la región. Bajo una economía socialista racionalmente planificada, estos recursos se usarían para erradicar el hambre y la pobreza en una sociedad de abundancia generalizada. Cuando la clase obrera gobierne toda América, el saqueo de recursos, irracional y dirigido a la ganancia, terminará y esa riqueza quedará sometida a las decisiones igualitarias y racionales de los trabajadores.
Esta perspectiva requiere de la lucha de clases internacional. En lugar de ello, los dirigentes sindicales canadienses promueven el nacionalismo de la hoja de maple, poniendo a los obreros de aquí contra sus hermanos y hermanas de otros países. Cuando se estaba negociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1991, las secciones mexicana, estadounidense y canadiense de la Liga Comunista Internacional emitimos una declaración conjunta llamando a “Alto al TLC, rapiña a México por el imperialismo EE.UU.”. Ahí explicamos que el imperialismo estadounidense quería “convertir a México en una maquiladora gigantesca, una zona franca para el ‘libre comercio’—‘libre’ de sindicatos y ‘libre’ para el capital” (Espartaco No. 2, verano-otoño de 1991). En cambio, las diatribas nacional-chovinistas que los burócratas sindicales dirigían al TLCAN servían para poner a los obreros estadounidenses y canadienses los unos contra los otros y a ambos en contra de sus hermanos y hermanas de clase mexicanos. Durante las dos últimas décadas, el TLCAN ha significado mayores ganancias y más poder para los gobernantes estadounidenses y sus socios menores canadienses mediante la sobreexplotación de los obreros mexicanos y la ruina económica de los campesinos mexicanos.
La necesidad de la lucha unida de los obreros al nivel internacional proviene directamente de la naturaleza global de la industria minera. Al igual que los mineros de Canadá, los de Latinoamérica se ven obligados a trabajar por necesidad, vendiendo su fuerza de trabajo. Los obreros que trabajan en las minas —en Canadá, México, Guatemala, Perú y el resto del mundo— tienen un enorme poder social potencial para dirigir a todos los oprimidos en la lucha anticapitalista. Las ganancias de miles de millones que afluyen a los bolsillos de los patrones mineros, cualquiera que sea su nacionalidad, provienen de la plusvalía que generan los obreros que extraen el mineral y lo envían a los puertos para su exportación.
En Perú, donde la minería representa hasta el quince por ciento del PIB, decenas de miles de obreros de la Federación Minera del Perú se fueron a huelga en mayo contra la subcontratación y una medida que permitiría despidos masivos si las compañías mineras reportan pérdidas. Ante la amenaza del despido, la huelga fue breve y de carácter limitado. Sin embargo, señaló el poder potencialmente inmenso que tienen estos obreros para interrumpir las ganancias capitalistas. Históricamente, de Chile y Bolivia hasta el norte de México, las luchas de los mineros de América Latina han estado entre las más combativas y las que han tenido mayores alcances.
En toda la región, una intensa pobreza coexiste lado a lado con una fabulosa riqueza, expresión del desarrollo desigual y combinado. Las burguesías nacionales dependen totalmente del imperialismo y son incapaces de llevar a cabo la modernización económica de la sociedad. Surcado por fronteras artificiales, el dominio burgués en la mayor parte de Latinoamérica ha alternado entre juntas militares sanguinarias y diversas formas de populismo burgués, en general apoyadas por la izquierda.
En vez de fantasear con que la burguesía del propio país oprimido, atrasada y dependiente del imperialismo, sea el vehículo de la liberación, nosotros luchamos por la perspectiva de la revolución permanente, desarrollada originalmente por el líder marxista León Trotsky. La solución completa y genuina de las tareas de conseguir la democracia y la emancipación nacional en los países de Latinoamérica sólo puede darse con el poder de la clase obrera al frente de toda la nación subyugada, especialmente de las masas campesinas indígenas. Al tomar el poder, la clase obrera no podrá detenerse en las tareas democráticas, sino que deberá continuar inmediatamente con las socialistas, incluyendo la expropiación de la burguesía como clase, la colectivización y la planificación económica. Para sobrevivir y florecer, esas revoluciones deberán extenderse a los centros del imperialismo mundial, señalando la necesaria perspectiva de la revolución obrera en Estados Unidos y Canadá.
La LCI lucha por construir partidos obreros revolucionarios e internacionalistas —parte de una IV Internacional reforjada—que vinculen las luchas obreras de las semicolonias con las de los países imperialistas. Esta perspectiva, que Trotsky señaló en “La guerra y la Cuarta Internacional” (1934) conserva hoy toda su fuerza:
“Sud y Centroamérica sólo podrán liquidar el atraso y la esclavitud uniendo sus estados en una única y poderosa federación. Pero no será la atrasada burguesía sudamericana, agencia totalmente venal del imperialismo extranjero, quien cumplirá esta tarea, sino el joven proletariado sudamericano, llamado a dirigir a las masas oprimidas. Por lo tanto, la consigna que debe guiar la lucha contra la violencia y las intrigas del imperialismo mundial y contra la sangrienta dominación de las camarillas compradoras nativas es Por los estados unidos soviéticos de Sud y Centroamérica.
“En todos lados el problema nacional se mezcla con el social. Sólo la conquista del poder por el proletariado mundial garantizará la paz real y duradera para todas las naciones del planeta”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/mineras.html
submitted by ShaunaDorothy to communismo [link] [comments]


2016.08.14 13:30 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 1 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
En la Declaración de principios y algunos elementos de programa, la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista) expone nuestra tarea de “construir partidos leninistas como secciones nacionales de una internacional centralista-democrática cuyo propósito es dirigir a la clase obrera a la victoria mediante revoluciones socialistas a través del mundo” (Spartacist [Edición en español] No. 29, agosto de 1998). Sólo mediante la toma del poder podrá el proletariado acabar con el capitalismo como sistema y abrir el camino hacia un mundo sin explotación ni opresión. Crucial para esta perspectiva es la lucha por la emancipación de la mujer, cuya opresión se remonta al comienzo de la propiedad privada y no podrá ser eliminada sin la abolición de la sociedad de clases.
La Declaración explica que nuestra meta en última instancia es la creación de una sociedad nueva, una sociedad comunista:
“La victoria del proletariado a escala mundial pondría una abundancia material inimaginable al servicio de las necesidades humanas, sentaría las bases para la eliminación de las clases sociales y la erradicación de la desigualdad social basada en el sexo, y la abolición misma del significado social de la raza, nacionalidad o etnia. Por primera vez, la humanidad tomará las riendas de la historia y controlará su propia creación, la sociedad, llevando a una emancipación jamás imaginada del potencial humano, y a una ola monumental de avance de la civilización. Sólo entonces será posible realizar el desarrollo libre de cada individuo como la condición para el desarro- llo libre de todos”.
La mayoría de las organizaciones que se hacían llamar marxistas solían aceptar la meta de una sociedad comunista, aunque no coincidieran en nada más. Pero desde el colapso de la Unión Soviética en 1991-1992 esto ya no es así. Sólo la LCI se adhiere a la perspectiva del comunismo mundial que expusieron por primera vez Karl Marx y Friedrich Engels.
Este clima ideológico de la “muerte del comunismo” ha llevado a que prevalezcan nociones falsas y estrechas de lo que es el marxismo. En la conciencia popular, el comunismo ha quedado reducido a la nivelación económica (igualdad en un nivel bajo de ingreso y de consumo) bajo la propiedad estatal de los recursos económicos. Por el contrario, la base material para el cumplimiento del programa marxista es la superación de la escasez económica mediante el aumento progresivo de la productividad del trabajo. Para realizarse plenamente, ello exige varias generaciones de desarrollo socialista basado en una economía colectivizada a escala mundial. Así, se desarrollará una sociedad en la que el estado (aparato coercitivo especial que defiende el orden de la clase dominante a través de destacamentos de hombres armados) se habrá extinguido, la filiación nacional habrá desaparecido y la institución de la familia —principal fuente de la opresión de la mujer— habrá sido remplazada por medios colectivos para cuidar y socializar a los niños y por la más amplia libertad en las relaciones sexuales.
El marxismo y la “naturaleza humana”
En el pasado, los intelectuales que consideraban semejante sociedad indeseable y/o imposible, no dejaban de reconocer que era eso lo que los marxistas llamaban comunismo. Por ejemplo, en El malestar en la cultura (1930), una exposición popular de su concepción del mundo, Sigmund Freud ofrece una breve crítica del comunismo. No hay evidencia de que haya estudiado las obras de Marx y Engels ni de que haya leído las de V.I. Lenin y otros líderes bolcheviques. Su comprensión (e incomprensión) del comunismo le era común a muchos intelectuales europeos y estadounidenses de su tiempo, independientemente de sus convicciones políticas.
Freud basaba su crítica del comunismo en el punto de vista de que “la tendencia agresiva es una disposición instintiva innata y autónoma del ser humano” y concluía que el proyecto comunista de una sociedad armoniosa contravenía la naturaleza humana:
“No me concierne la crítica económica del sistema comunista; no me es posible investigar si la abolición de la propiedad privada es oportuna y conveniente; pero, en cambio, puedo reconocer como vana ilusión su hipótesis psicológica. Es verdad que al abolir la propiedad privada se sustrae a la agresividad humana uno de sus instrumentos, sin duda uno muy fuerte, pero de ningún modo el más fuerte de todos. Sin embargo, nada se habrá modificado con ello en las diferencias de poderío y de influencia que la agresividad aprovecha para sus propósitos; tampoco se habrá cambiado la esencia de ésta... Si se eliminara el derecho personal a poseer bienes materiales, aún subsistirían los privilegios derivados de las relaciones sexuales, que necesariamente deben convertirse en fuente de la más intensa envidia y de la más violenta hostilidad entre los seres humanos, equiparados en todo lo restante. Si también se aboliera este privilegio, decretando la completa libertad de la vida sexual, suprimiendo, pues, la familia, célula germinal de la cultura, entonces, es verdad, sería imposible predecir qué nuevos caminos seguiría la evolución de ésta; pero cualesquiera que ellos fueren, podemos aceptar que las inagotables tendencias intrínsecas de la naturaleza humana tampoco dejarían de seguirlos”.
Freud entendía correctamente que en la visión comunista de la sociedad futura la familia se habrá extinguido y habrá una “completa libertad de la vida sexual”. La visión de Freud era incorrecta en tanto que los marxistas reconocen que la familia no puede simplemente abolirse; sus funciones necesarias, especialmente la crianza de la siguiente generación, deben ser remplazadas por medios socializados de cuidado infantil y trabajo doméstico.
Si bien Freud ya no tiene la autoridad ideológica que solía tener, la idea de que la “naturaleza humana” hace imposible un mundo comunista sigue siendo común, aunque los argumentos específicos puedan diferir. Los marxistas, en cambio, insistimos en que es la escasez material lo que da lugar a las salvajes reyertas por los recursos escasos. Es por ello que el comunismo es concebible sólo con un nivel sin precedentes de abundancia material, acompañado de un inmenso salto en el nivel cultural de la sociedad. Es la existencia de las clases, actualmente en la forma de un orden capitalista-imperialista obsoleto, lo que infesta a la sociedad humana con brutalidad y violencia. Como escribió el autor marxista Isaac Deutscher en “Sobre el hombre socialista” (1966): “utilizan el homo homini lupus [el hombre es el lobo del hombre] como grito de guerra contra el progreso y el socialismo y agitan al espantajo del eterno lupus humano en provecho del verdadero y sanguinario lupus del imperialismo contemporáneo”.
Para Freud, la “agresión innata” de las relaciones sexuales era el problema con la naturaleza humana. ¿Cuál es la realidad? La patología social asociada a lo que Freud percibía como rivalidad sexual tendría poca razón de ser en una sociedad comunal plenamente libre en la que la vida sexual fuera independiente del acceso al alimento, la vivienda, la educación y demás necesidades y comodidades cotidianas. Cuando la familia se haya extinguido junto con las clases y el estado, la crianza comunal que la remplace llevará a una nueva sicología y cultura entre la gente que crezca en esas condiciones. Los valores sociales patriarcales —“mi” mujer, “mis” hijos— se desvanecerán junto con el sistema opresivo que los genera. La relación de los niños entre sí y con las personas que les enseñan y guían serán multilaterales, complejas y dinámicas. Es la institución de la familia lo que ata al sexo y al amor a la propiedad, con todo lo que salga de la camisa de fuerza de la monogamia heterosexual considerado “pecado”.
La familia bajo el capitalismo es el principal mecanismo de la opresión de la mujer y de la juventud, atada por innumerables lazos interrelacionados con las operaciones básicas de la economía de “libre mercado”. La familia, el estado y la religión organizada conforman un tripié de opresión en el que se sostiene el orden capitalista. En los países del Tercer Mundo, el atraso y la pobreza arraigados, promovidos por la dominación imperialista, conducen a prácticas horriblemente opresivas como el velo, el precio de la novia y la mutilación genital femenina.
En las sociedades capitalistas avanzadas, como la estadounidense, podría pensarse que la gente lleva una vida complicada, más parecida a las presentadas en programas de televisión como Modern Family o Transparent que a la comedia de los años cincuenta Papá lo sabe todo. Sin embargo, las decisiones personales de la gente están constreñidas por la ley, la economía y los prejuicios de la sociedad de clases; esto es especialmente cierto en el caso de la clase obrera y los pobres. Remplazar la familia por instituciones colectivas es el aspecto más radical del programa comunista, y el que traerá los cambios más profundos y drásticos en la vida cotidiana, incluida la de los niños.
Nuestros oponentes en la izquierda y la cacería de brujas antisexo
En la actualidad, la visión de una sociedad sin la institución opresiva de la familia ya no puede hallarse en la gran mayoría de los que dicen estar por el marxismo, el socialismo o la liberación de la mujer. Hace ya décadas que los estalinistas, con su dogma antimarxista del “socialismo en un solo país”, renunciaron al entendimiento de que era necesaria una sociedad socialista global para conseguir la plena liberación humana, incluyendo la de la mujer. Una consecuencia de ello fue la rehabilitación estalinista de la opresiva familia como un pilar “socialista”. En “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer” (Spartacist [Edición en español] No. 34, noviembre de 2006), tratamos esta cuestión a profundidad.
Hoy, otros supuestos marxistas, entre ellos algunos que afirman ser trotskistas, simplemente siguen la doctrina feminista liberal (burguesa) prevaleciente en cuanto a la liberación de la mujer, apoyando implícitamente a las instituciones de la familia y el estado burgués. Un ejemplo de ello lo dan las reacciones histéricas de nuestros oponentes ante nuestra defensa de los derechos de la North American Man/Boy Love Association (Asociación Norteamericana de Amor entre Hombres y Muchachos, NAMBLA), que está por la legalización del sexo consensual entre hombres y muchachos, así como de otros perseguidos por su “depravación” sexual. La LCI se ha opuesto consistentemente a la intervención del gobierno en la vida privada y exige derogar todas las leyes contra los “crímenes sin víctimas” consensuales, como la prostitución, el consumo de drogas y la pornografía.
Los aullidos de muchos radicales y feministas contra NAMBLA expresan los “valores familiares” que impulsan los políticos e ideólogos burgueses. Durante décadas, la reacción antisexo patrocinada por el gobierno ha tomado varias formas: el prejuicio fanático antigay, una cacería de brujas contra los trabajadores de las guarderías, la prohibición de que se distribuyan entre adolescentes anticonceptivos e información sobre el control de la natalidad, y el encarcelamiento de “desviados”. Este asalto reaccionario estuvo acompañado por terrorismo extralegal, como las bombas en las clínicas de aborto. Gran parte de esta persecución busca fortalecer al estado burgués en su regulación de la población y difundir el pánico como una distracción de la verdadera brutalidad de la vida en esta sociedad retorcida, cruel, prejuiciosa y racista.
En artículos anteriores, hemos explorado algunas de las ambigüedades de la sexualidad en una sociedad donde las deformidades de la desigualdad de clase y de la opresión racial y sexual pueden producir mucho sufrimiento personal y cosas desagradables. Hemos afirmado que, mientras que el abuso infantil es un crimen horrendo y cruel, muchos encuentros sexuales ilegales son totalmente consensuales y no producen por sí mismos ningún daño. La mezcolanza deliberada de todo lo que vaya desde las caricias mutuas entre hermanos hasta la violación horrenda de un niño pequeño por parte de un adulto crea un clima social de histeria antisexo en el que los perpetradores de la violencia real contra los niños a menudo quedan impunes. Hemos señalado que las proclividades sexuales de las especies gregarias de mamíferos como el Homo sapiens claramente no encajan en la rígida monogamia heterosexual decretada por la moral burguesa.
Como medida básica de defensa frente a la persecución estatal de los jóvenes que quieren tener sexo (así sea sexting), nos oponemos a las reaccionarias leyes de la “edad de consentimiento”, con las que el estado decreta cierta edad arbitraria a partir de la cual permite el sexo, sin importarle que dicha edad cambie con el tiempo y varíe de un estado a otro en EE.UU. Al tratar esas cuestiones, nos ubicamos firmemente en oposición al estado capitalista y todos sus esfuerzos por reforzar y sostener el orden burgués explotador. Ésa es la aplicación, bajo las actuales circunstancias, de nuestra meta de la libertad sexual para todos, incluyendo a los niños y los adolescentes, en un futuro comunista. Esto tiene una importancia particular para los jóvenes adultos, de los que se espera que pasen los años que siguen a la pubertad bajo el yugo de la dependencia de sus padres. Llamamos por estipendios plenos para todos los estudiantes como parte de nuestro programa por una educación gratuita y de calidad para todos, para que los jóvenes puedan ser genuinamente independientes de sus familias.
Por el contrario, la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional) se niega a llamar por la abolición de las leyes de la edad de consentimiento actuales. En un artículo titulado “Youth, Sexuality and the Left” [La juventud, la sexualidad y la izquierda], la dirigente de la ISO Sherry Wolf blande su pica contra el partidario de NAMBLA David Thorstad por ser “el más ardiente y añejo defensor de la pederastia en la izquierda” (socialistworker.org, 2 de marzo de 2010). Wolf cita su propio libro Sexuality and Socialism: History, Politics and Theory of LGBT Liberation (Sexualidad y socialismo: Historia, política y teoría de la liberación LGBT, Haymarket Books, 2009): “Un consentimiento genuino, libre de la desigualdad de poder, no puede dárselo un niño a un hombre de 30”. El artículo de Wolf continúa: “En nuestra sociedad, las relaciones entre adultos y niños no son las de individuos iguales en lo emocional, lo físico, lo social ni lo económico. Los niños y los púberes no tienen la madurez, la experiencia ni el poder para tomar decisiones realmente libres respecto a sus relaciones con adultos. Sin eso, no puede haber consentimiento genuino”.
¿“Decisiones realmente libres”? Pocas relaciones entre adultos cumplirían con esta definición de consentimiento. En los hechos, Wolf pone a los jóvenes menores de 18 años y a sus parejas a merced del estado burgués. El único principio guía para toda relación sexual debería ser el consentimiento efectivo —es decir, el acuerdo y entendimiento mutuo entre todas las partes involucradas— independientemente de la edad, el género o la preferencia sexual.
El que la ISO abandone a los jóvenes al opresivo status quo sexual refleja su acomodación a los prejuicios del orden capitalista y las actitudes atrasadas de la población en general. En última instancia, viene de la vieja oposición de la ISO a toda perspectiva de movilización revolucionaria de la clase obrera hacia la toma del poder y la creación de un estado obrero —la dictadura del proletariado— que abra el camino hacia una sociedad comunista. Para la ISO, el socialismo es más o menos la aplicación acumulada de la “democracia” a todos los sectores oprimidos, entre los cuales la clase obrera es simplemente uno más. La ISO procura presionar a los capitalistas para que reformen su sistema de explotación. Su perspectiva de la liberación de la mujer refleja la misma fe conmovedora en las fuerzas de la reforma.
Por qué los marxistas no somos feministas
Cosa interesante, en los últimos años la ISO ha estado discutiendo en las páginas de su periódico, el Socialist Worker, acerca de las teorías sobre la liberación de la mujer. Parece ser que su motivación es el deseo de abandonar su postura anterior de oposición al feminismo como una ideología burguesa, para poder adoptar activamente la etiqueta de feminista o “feminista socialista”. Por ejemplo, en una charla de la conferencia Social-ism de la ISO en 2013 (publicada en “Marxism, Feminism and the Fight for Liberation” [Marxismo, feminismo y la lucha por la liberación], socialistworker.org, 10 de julio de 2013), Abbie Bakan sugirió: “La afirmación teórica de que hay bases para un enfoque marxista coherente que esté por la ‘liberación de la mujer’, pero contra el ‘feminismo’, carece de sentido”. (Hasta marzo de ese año, Bakan había sido una destacada partidaria de los International Socialists [Socialistas Internacionales] de Canadá, primos políticos de la ISO.)
La reciente adopción teórica explícita por parte de la ISO del “feminismo socialista” no es más que otra cubierta para el mismo contenido liberal. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de reafirmar la vieja posición marxista respecto a la familia y enfatizar que la emancipación de la mujer es fundamental para la revolución socialista e inseparable de ella. Contra lo que dice la ideología feminista, la plena igualdad legal no basta para superar la opresión de la mujer, que está profundamente enraizada en la familia y la propiedad privada.
Como siempre hemos enfatizado, marxismo y feminismo son viejos enemigos políticos. Eso requiere una explicación. En Estados Unidos y otros lugares se ha vuelto común aplicar el término “feminista” a quienes piensan que hombres y mujeres deberían ser iguales. Sin embargo, al lidiar con la desigualdad, el feminismo acepta los confines de la sociedad capitalista existente. Como ideología, el feminismo nació a finales del siglo XIX, reflejando las aspiraciones de una capa de mujeres burguesas y pequeñoburguesas que reclamaban sus prerrogativas de clase: derecho a la propiedad y a la herencia, acceso a la educación y las profesiones, y derecho al voto. Los marxistas buscamos mucho más que esta limitada idea de “igualdad de género”.
Los marxistas reconocemos que la liberación de la mujer no puede ocurrir sin la liberación de toda la raza humana de la explotación y la opresión: ése es nuestro fin. Hace bastante más de un siglo August Bebel, el dirigente histórico del Partido Socialdemócrata de Alemania, lo explicó claramente en su libro La mujer y el socialismo (1879), un clásico marxista. Reeditada varias veces, esta obra fue leída por millones de obreros de distintas generaciones antes de la Primera Guerra Mundial. La riqueza de su visión de la emancipación de la mujer no puede hallarse en ninguno de los escritos de la ISO al respecto:
“[La mujer] elegirá para su actividad los terrenos que correspondan a sus deseos, inclinaciones y disposiciones y trabajará en las mismas condiciones que el hombre. Lo mismo que todavía será obrera práctica en cualquier oficio, durante otra parte del día será educadora, maestra, enfermera, y durante otra parte ejercitará cualquier arte o ciencia y cumplirá en una cuarta parte cualquier función administrativa”.
—La mujer y el socialismo (Ediciones de Cultura Popular, 1978)
Lo que es especialmente significativo de la descripción que hace Bebel de la naturaleza emancipadora del trabajo en la sociedad socialista es que se aplica igualmente a los hombres. Eso apunta al núcleo del motivo por el que marxismo y feminismo son mutuamente excluyentes y de hecho antagónicos. Los feministas consideran que la división básica de la sociedad es entre hombres y mujeres, mientras que los socialistas reconocemos que los obreros de ambos sexos deben luchar juntos para acabar con la opresión y la explotación que sufren por parte de la clase capitalista.
Marx desvirtuado
En su giro teórico a favor del “feminismo socialista”, la ISO está promoviendo el libro Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory (Marxismo y la opresión de la mujer: Hacia una teoría unitaria, Haymarket Books, 2013) de Lise Vogel. Publicado originalmente en 1983, el libro se reeditó como parte de la serie Historical Materialism con una introducción encomiástica de dos académicos canadienses partidarios del ultrarreformista New Socialist Group (Nuevo Grupo Socialista). Incluso hace 30 años, el medio “feminista socialista” al que se dirige Vogel ya se había disuelto en la nada. Pero, dado que Vogel pretende representar un polo marxista dentro del movimiento o corriente intelectual “socialfeminista”, hoy a la ISO le cuadra promover su libro.
En la sección introductoria del libro, Vogel se deslinda ecuánimemente tanto de los feministas no marxistas como de los marxistas no feministas. Se fija como su tarea principal analizar el carácter de la opresión de la mujer dentro de la estructura y dinámica del sistema económico capitalista. Su tratamiento de Marx y Engels es confuso, contradictorio y rimbombante. Se enfoca principalmente en la relación entre el trabajo doméstico y la reproducción generacional de la fuerza de trabajo. Para Vogel, la opresión de la mujer se reduce estrechamente al trabajo doméstico (no pagado). Afirmando explícitamente que “la categoría de ‘la familia’...es insuficiente como punto de partida analítico”, Vogel pasa por alto las cuestiones más amplias del papel de la familia en la opresión de la mujer y los niños y su importancia como sostén clave del orden capitalista. La familia sirve para atomizar a la clase obrera y propagar el individualismo burgués como barrera a la solidaridad de clase.
Su concepción estrecha de la opresión de la mujer no impide a Vogel calumniar a Engels como “determinista económico”. Simplemente deja de lado los aspectos culturales y sociales incluidos en la riqueza de los argumentos que Engels presenta en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Para tomar un ejemplo, Vogel se queja de que Engels “no vincula claramente el desarrollo de una esfera especial relacionada a la reproducción de la fuerza de trabajo con el surgimiento de la sociedad de clases o quizá la sociedad capitalista”. Aparentemente, esto significa que Engels no muestra cómo el surgimiento de la sociedad de clases llegó a pesar sobre el papel de la mujer en la crianza de los hijos. Esto simplemente no es verdad.
En El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, Engels describe cómo la familia se originó en el neolítico cuando la sociedad se dividió en clases por vez primera. Apoyándose en la información disponible en aquella época, Engels se basó mucho en el trabajo pionero de Lewis Henry Morgan entre los iroqueses del norte del estado de Nueva York para entender las sociedades primitivas sin clases. Engels describió cómo la invención de la agricultura creó un excedente social que permitió, por primera vez, el desarrollo de una clase dominante ociosa que vivía del trabajo ajeno. La familia, específicamente la monogamia de la mujer, fue necesaria para asegurar la transmisión ordenada de la propiedad y el poder a los herederos del patriarca, la siguiente generación de la clase dominante. Si bien es mucho lo que se ha descubierto sobre las primeras etapas de la sociedad humana desde tiempos de Engels, su entendimiento fundamental ha resistido la prueba del tiempo.
Vogel no analiza la función social de la familia para la clase obrera bajo el capitalismo, donde sirve para criar a la siguiente generación de esclavos asalariados. En El capital, Marx explicó que el costo de la fuerza de trabajo está determinado por el costo de manutención y reproducción del obrero: sus gastos cotidianos, su capacitación y el sostén de su pareja y sus hijos. Para aumentar la ganancia, los capitalistas buscan bajar el costo del trabajo: no sólo de los salarios que pagan a los bolsillos de los obreros, sino también de los servicios como la educación y la salud públicas, que son necesarios para la manutención del proletariado.
El feminismo a veces critica algunos aspectos de la familia, pero en general sólo para quejarse de los “roles de género”, como si el problema fuera una discusión sobre el estilo de vida respecto a quién debe lavar los platos o darle al bebé su mamila. El problema es la institución de la familia, que integra a la gente a la sociedad desde la infancia de manera que acate ciertas normas, respete a la autoridad y desarrolle los hábitos de obediencia y deferencia que son tan útiles a la obtención de ganancias por parte de los capitalistas. La familia le es invaluable a la burguesía como reserva de pequeña propiedad privada y en algunos casos de pequeña producción, operando como freno ideológico a la conciencia social. Vogel pasa por alto estas cuestiones y se enfoca estrictamente en el “trabajo doméstico” no pagado de la mujer.
El fin último
La posición de Vogel es incluso más débil en lo que toca al fin último de la liberación de la mujer. Esto se ve especialmente en lo que no dice. Vogel divorcia la emancipación de la mujer de la superación de la escasez económica y del remplazo del trabajo enajenado —tanto en la fábrica como en el hogar— por el trabajo creativo y gratificante. Tanto el fin último de una sociedad comunista como los medios básicos para lograrlo quedan fuera de los confines intelectuales del “feminismo socialista” de Vogel.
Cuando Marx y Engels explicaron que suscribían un entendimiento materialista de la sociedad y del cambio social, no se referían sólo al capitalismo y las sociedades de clase anteriores (como el feudalismo). También proporcionaron un entendimiento materialista de la futura sociedad sin clases. De hecho, ésa era su diferencia fundamental con las principales corrientes socialistas de principios del siglo XIX —los owenistas, fourieristas y saint-simonianos— como las resumió Engels en Del socialismo utópico al socialismo científico (originalmente parte de su polémica de 1878, Anti-Dühring). Marx y Engels reconocían que una sociedad socialista —entendida como la etapa inicial del comunismo— requeriría un nivel de productividad del trabajo muy superior incluso a la de los países capitalistas más avanzados de hoy. Esto se logrará mediante una expansión continua del conocimiento científico y su aplicación tecnológica.
Vogel no comparte esa concepción. Esto queda particularmente claro en su análisis de los primeros años de la Rusia soviética. Expresando un gran aprecio del entendimiento que tenía Lenin de la opresión de la mujer y de su compromiso por superarla, cita con aprobación un discurso de 1919, “Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética”:
“Todas ustedes saben que incluso cuando las mujeres gozan de plenos derechos, en la práctica siguen esclavizadas, porque todas las tareas domésticas pesan sobre ellas. En la mayoría de los casos las tareas domésticas son el trabajo más improductivo, más embrutecedor y más arduo que pueda hacer una mujer. Es un trabajo extraordinariamente mezquino y no incluye nada que de algún modo pueda contribuir al desarrollo de la mujer.
“En la prosecución del ideal socialista, queremos luchar por la realización total del socialismo, y se abre aquí un amplio campo de acción para la mujer. Realizamos ahora serios preparativos a fin de desbrozar el terreno para la construcción del socialismo, pero la construcción del socialismo comenzará sólo cuando hayamos logrado la completa igualdad de la mujer, y cuando acometamos las nuevas tareas junto con la mujer, que habrá sido liberada del trabajo mezquino, embrutecedor, improductivo”.
Vogel presenta equivocadamente a Lenin como una voz solitaria clamando en el desierto e implica que el principal obstáculo para superar la opresión de la mujer en los primeros años de la Rusia soviética era ideológico: las generalizadas actitudes patriarcales entre los hombres de la clase obrera y el campesinado combinadas con una supuesta indiferencia por la liberación de la mujer entre los cuadros, mayoritariamente varones, del Partido Bolchevique. Vogel escribe:
“Los señalamientos de Lenin respecto al machismo nunca tomaron forma programática, y la campaña contra el atraso ideológico masculino nunca pasó de ser un tema menor en la práctica bolchevique. Sin embargo, sus observaciones sobre el problema representaron una admisión extremadamente inusual de la seriedad del mismo... Las contribuciones teóricas de Lenin no lograron dejar una impresión duradera”.
De hecho, el gobierno soviético realizó enormes esfuerzos para aliviar a la mujer obrera de la carga del trabajo doméstico y la crianza de niños mediante el establecimiento de cocinas comunales, lavanderías, guarderías, etc. Tanto los bolcheviques como la Internacional Comunista establecieron departamentos especiales para el trabajo entre las mujeres. Durante los primeros años del estado obrero soviético, el Zhenotdel estuvo activo tanto en las regiones europeas como en las del Asia Central.
Los límites de las medidas liberadoras del gobierno comunista bajo V.I. Lenin y León Trotsky no fueron ideológicos, sino producto de condiciones objetivas: la pobreza de recursos materiales, agravada por años de guerra imperialista y guerra civil. En un ensayo de 1923 titulado “De la vieja a la nueva familia”, incluido en la compilación de 1924 Problemas de la vida cotidiana (una obra que Vogel no menciona siquiera), Trotsky explicó:
“En principio, la preparación material de las condiciones para un nuevo modo de vida y una nueva familia no puede separarse tampoco del trabajo de la construcción socialista. El estado de los trabajadores necesita mayor prosperidad con el fin de que le sea posible tomar seriamente en sus manos la educación pública de los niños y aliviar asimismo a la familia de los cuidados de la limpieza y la cocina. La socialización de la familia, del manejo de la casa y de la educación de los niños no será posible sin una notable mejoría de toda nuestra economía. Necesitamos una mayor proporción de formas económicas socialistas. Sólo bajo tales condiciones, podremos liberar a la familia de las funciones y cuidados que actualmente la oprimen y desintegran. El lavado debe estar a cargo de una lavandería pública, la alimentación a cargo de comedores públicos, la confección del vestido debe realizarse en los talleres. Los niños deben ser educados por excelentes maestros pagados por el estado y que tengan una real vocación para su trabajo”.
La escasez material fue fuente de otro ámbito importante de desigualdad entre los hombres y las mujeres en los primeros años de la Rusia soviética (y por extensión en todo estado obrero económicamente atrasado). Se trata de la escasez de la mano de obra altamente calificada que requiere conocimientos y capacidades técnicas avanzados. A los obreros industriales calificados y los miembros de la intelectualidad técnica (ingenieros, arquitectos, etc.) había que pagarles salarios más altos que a los obreros no calificados, aunque la diferencia era mucho menor que en los países capitalistas. Este sector mejor pagado de la fuerza de trabajo, heredado del pequeño sector capitalista moderno de la Rusia zarista, era predominantemente masculino. Aunque se hicieron esfuerzos dirigidos a corregir esto, al joven estado obrero le faltaban los recursos materiales para educar y entrenar a las mujeres para que se volvieran maquinistas e ingenieras en cantidades suficientes a fin de superar el predominio masculino del trabajo calificado.
El libro de Vogel concluye con una proyección de cómo será la transición al comunismo tras el derrocamiento del capitalismo:
“Ante la terrible realidad de la opresión de la mujer, los socialistas utópicos del siglo XIX llamaron por la abolición de la familia. Todavía hoy, su drástica exigencia sigue teniendo adeptos entre los socialistas. En cambio, el materialismo histórico plantea la difícil cuestión de reducir y redistribuir simultáneamente el trabajo doméstico conforme éste se va transformando en un componente integral de la producción social en la sociedad comunista. Así como en la transición socialista ‘el estado no es “abolido”, sino que se extingue’, así también el trabajo doméstico debe extinguirse. Por lo tanto, durante la transición al comunismo una administración adecuada del trabajo doméstico y el trabajo femenino será un problema clave de la sociedad socialista, pues sólo sobre esta base pueden establecerse y conservarse las condiciones económicas, políticas e ideológicas de la verdadera liberación de la mujer. En el proceso, la familia, en su forma histórica particular como una unidad social basada en el parentesco para la reproducción de fuerza de trabajo explotable en la sociedad de clases, también se extinguirá, y con ella tanto las relaciones familiares patriarcales como la opresión de la mujer” [énfasis en el original].
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to communismo [link] [comments]


2016.06.07 04:08 ShaunaDorothy El enfoque marxista de la liberación de la mujer - El comunismo y la familia ( 1 - 2 ) (Mayo de 2016)

https://archive.is/7HsFd
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
En la Declaración de principios y algunos elementos de programa, la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista) expone nuestra tarea de “construir partidos leninistas como secciones nacionales de una internacional centralista-democrática cuyo propósito es dirigir a la clase obrera a la victoria mediante revoluciones socialistas a través del mundo” (Spartacist [Edición en español] No. 29, agosto de 1998). Sólo mediante la toma del poder podrá el proletariado acabar con el capitalismo como sistema y abrir el camino hacia un mundo sin explotación ni opresión. Crucial para esta perspectiva es la lucha por la emancipación de la mujer, cuya opresión se remonta al comienzo de la propiedad privada y no podrá ser eliminada sin la abolición de la sociedad de clases.
La Declaración explica que nuestra meta en última instancia es la creación de una sociedad nueva, una sociedad comunista:
“La victoria del proletariado a escala mundial pondría una abundancia material inimaginable al servicio de las necesidades humanas, sentaría las bases para la eliminación de las clases sociales y la erradicación de la desigualdad social basada en el sexo, y la abolición misma del significado social de la raza, nacionalidad o etnia. Por primera vez, la humanidad tomará las riendas de la historia y controlará su propia creación, la sociedad, llevando a una emancipación jamás imaginada del potencial humano, y a una ola monumental de avance de la civilización. Sólo entonces será posible realizar el desarrollo libre de cada individuo como la condición para el desarro- llo libre de todos”.
La mayoría de las organizaciones que se hacían llamar marxistas solían aceptar la meta de una sociedad comunista, aunque no coincidieran en nada más. Pero desde el colapso de la Unión Soviética en 1991-1992 esto ya no es así. Sólo la LCI se adhiere a la perspectiva del comunismo mundial que expusieron por primera vez Karl Marx y Friedrich Engels.
Este clima ideológico de la “muerte del comunismo” ha llevado a que prevalezcan nociones falsas y estrechas de lo que es el marxismo. En la conciencia popular, el comunismo ha quedado reducido a la nivelación económica (igualdad en un nivel bajo de ingreso y de consumo) bajo la propiedad estatal de los recursos económicos. Por el contrario, la base material para el cumplimiento del programa marxista es la superación de la escasez económica mediante el aumento progresivo de la productividad del trabajo. Para realizarse plenamente, ello exige varias generaciones de desarrollo socialista basado en una economía colectivizada a escala mundial. Así, se desarrollará una sociedad en la que el estado (aparato coercitivo especial que defiende el orden de la clase dominante a través de destacamentos de hombres armados) se habrá extinguido, la filiación nacional habrá desaparecido y la institución de la familia —principal fuente de la opresión de la mujer— habrá sido remplazada por medios colectivos para cuidar y socializar a los niños y por la más amplia libertad en las relaciones sexuales.
El marxismo y la “naturaleza humana”
En el pasado, los intelectuales que consideraban semejante sociedad indeseable y/o imposible, no dejaban de reconocer que era eso lo que los marxistas llamaban comunismo. Por ejemplo, en El malestar en la cultura (1930), una exposición popular de su concepción del mundo, Sigmund Freud ofrece una breve crítica del comunismo. No hay evidencia de que haya estudiado las obras de Marx y Engels ni de que haya leído las de V.I. Lenin y otros líderes bolcheviques. Su comprensión (e incomprensión) del comunismo le era común a muchos intelectuales europeos y estadounidenses de su tiempo, independientemente de sus convicciones políticas.
Freud basaba su crítica del comunismo en el punto de vista de que “la tendencia agresiva es una disposición instintiva innata y autónoma del ser humano” y concluía que el proyecto comunista de una sociedad armoniosa contravenía la naturaleza humana:
“No me concierne la crítica económica del sistema comunista; no me es posible investigar si la abolición de la propiedad privada es oportuna y conveniente; pero, en cambio, puedo reconocer como vana ilusión su hipótesis psicológica. Es verdad que al abolir la propiedad privada se sustrae a la agresividad humana uno de sus instrumentos, sin duda uno muy fuerte, pero de ningún modo el más fuerte de todos. Sin embargo, nada se habrá modificado con ello en las diferencias de poderío y de influencia que la agresividad aprovecha para sus propósitos; tampoco se habrá cambiado la esencia de ésta... Si se eliminara el derecho personal a poseer bienes materiales, aún subsistirían los privilegios derivados de las relaciones sexuales, que necesariamente deben convertirse en fuente de la más intensa envidia y de la más violenta hostilidad entre los seres humanos, equiparados en todo lo restante. Si también se aboliera este privilegio, decretando la completa libertad de la vida sexual, suprimiendo, pues, la familia, célula germinal de la cultura, entonces, es verdad, sería imposible predecir qué nuevos caminos seguiría la evolución de ésta; pero cualesquiera que ellos fueren, podemos aceptar que las inagotables tendencias intrínsecas de la naturaleza humana tampoco dejarían de seguirlos”.
Freud entendía correctamente que en la visión comunista de la sociedad futura la familia se habrá extinguido y habrá una “completa libertad de la vida sexual”. La visión de Freud era incorrecta en tanto que los marxistas reconocen que la familia no puede simplemente abolirse; sus funciones necesarias, especialmente la crianza de la siguiente generación, deben ser remplazadas por medios socializados de cuidado infantil y trabajo doméstico.
Si bien Freud ya no tiene la autoridad ideológica que solía tener, la idea de que la “naturaleza humana” hace imposible un mundo comunista sigue siendo común, aunque los argumentos específicos puedan diferir. Los marxistas, en cambio, insistimos en que es la escasez material lo que da lugar a las salvajes reyertas por los recursos escasos. Es por ello que el comunismo es concebible sólo con un nivel sin precedentes de abundancia material, acompañado de un inmenso salto en el nivel cultural de la sociedad. Es la existencia de las clases, actualmente en la forma de un orden capitalista-imperialista obsoleto, lo que infesta a la sociedad humana con brutalidad y violencia. Como escribió el autor marxista Isaac Deutscher en “Sobre el hombre socialista” (1966): “utilizan el homo homini lupus [el hombre es el lobo del hombre] como grito de guerra contra el progreso y el socialismo y agitan al espantajo del eterno lupus humano en provecho del verdadero y sanguinario lupus del imperialismo contemporáneo”.
Para Freud, la “agresión innata” de las relaciones sexuales era el problema con la naturaleza humana. ¿Cuál es la realidad? La patología social asociada a lo que Freud percibía como rivalidad sexual tendría poca razón de ser en una sociedad comunal plenamente libre en la que la vida sexual fuera independiente del acceso al alimento, la vivienda, la educación y demás necesidades y comodidades cotidianas. Cuando la familia se haya extinguido junto con las clases y el estado, la crianza comunal que la remplace llevará a una nueva sicología y cultura entre la gente que crezca en esas condiciones. Los valores sociales patriarcales —“mi” mujer, “mis” hijos— se desvanecerán junto con el sistema opresivo que los genera. La relación de los niños entre sí y con las personas que les enseñan y guían serán multilaterales, complejas y dinámicas. Es la institución de la familia lo que ata al sexo y al amor a la propiedad, con todo lo que salga de la camisa de fuerza de la monogamia heterosexual considerado “pecado”.
La familia bajo el capitalismo es el principal mecanismo de la opresión de la mujer y de la juventud, atada por innumerables lazos interrelacionados con las operaciones básicas de la economía de “libre mercado”. La familia, el estado y la religión organizada conforman un tripié de opresión en el que se sostiene el orden capitalista. En los países del Tercer Mundo, el atraso y la pobreza arraigados, promovidos por la dominación imperialista, conducen a prácticas horriblemente opresivas como el velo, el precio de la novia y la mutilación genital femenina.
En las sociedades capitalistas avanzadas, como la estadounidense, podría pensarse que la gente lleva una vida complicada, más parecida a las presentadas en programas de televisión como Modern Family o Transparent que a la comedia de los años cincuenta Papá lo sabe todo. Sin embargo, las decisiones personales de la gente están constreñidas por la ley, la economía y los prejuicios de la sociedad de clases; esto es especialmente cierto en el caso de la clase obrera y los pobres. Remplazar la familia por instituciones colectivas es el aspecto más radical del programa comunista, y el que traerá los cambios más profundos y drásticos en la vida cotidiana, incluida la de los niños.
Nuestros oponentes en la izquierda y la cacería de brujas antisexo
En la actualidad, la visión de una sociedad sin la institución opresiva de la familia ya no puede hallarse en la gran mayoría de los que dicen estar por el marxismo, el socialismo o la liberación de la mujer. Hace ya décadas que los estalinistas, con su dogma antimarxista del “socialismo en un solo país”, renunciaron al entendimiento de que era necesaria una sociedad socialista global para conseguir la plena liberación humana, incluyendo la de la mujer. Una consecuencia de ello fue la rehabilitación estalinista de la opresiva familia como un pilar “socialista”. En “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer” (Spartacist [Edición en español] No. 34, noviembre de 2006), tratamos esta cuestión a profundidad.
Hoy, otros supuestos marxistas, entre ellos algunos que afirman ser trotskistas, simplemente siguen la doctrina feminista liberal (burguesa) prevaleciente en cuanto a la liberación de la mujer, apoyando implícitamente a las instituciones de la familia y el estado burgués. Un ejemplo de ello lo dan las reacciones histéricas de nuestros oponentes ante nuestra defensa de los derechos de la North American Man/Boy Love Association (Asociación Norteamericana de Amor entre Hombres y Muchachos, NAMBLA), que está por la legalización del sexo consensual entre hombres y muchachos, así como de otros perseguidos por su “depravación” sexual. La LCI se ha opuesto consistentemente a la intervención del gobierno en la vida privada y exige derogar todas las leyes contra los “crímenes sin víctimas” consensuales, como la prostitución, el consumo de drogas y la pornografía.
Los aullidos de muchos radicales y feministas contra NAMBLA expresan los “valores familiares” que impulsan los políticos e ideólogos burgueses. Durante décadas, la reacción antisexo patrocinada por el gobierno ha tomado varias formas: el prejuicio fanático antigay, una cacería de brujas contra los trabajadores de las guarderías, la prohibición de que se distribuyan entre adolescentes anticonceptivos e información sobre el control de la natalidad, y el encarcelamiento de “desviados”. Este asalto reaccionario estuvo acompañado por terrorismo extralegal, como las bombas en las clínicas de aborto. Gran parte de esta persecución busca fortalecer al estado burgués en su regulación de la población y difundir el pánico como una distracción de la verdadera brutalidad de la vida en esta sociedad retorcida, cruel, prejuiciosa y racista.
En artículos anteriores, hemos explorado algunas de las ambigüedades de la sexualidad en una sociedad donde las deformidades de la desigualdad de clase y de la opresión racial y sexual pueden producir mucho sufrimiento personal y cosas desagradables. Hemos afirmado que, mientras que el abuso infantil es un crimen horrendo y cruel, muchos encuentros sexuales ilegales son totalmente consensuales y no producen por sí mismos ningún daño. La mezcolanza deliberada de todo lo que vaya desde las caricias mutuas entre hermanos hasta la violación horrenda de un niño pequeño por parte de un adulto crea un clima social de histeria antisexo en el que los perpetradores de la violencia real contra los niños a menudo quedan impunes. Hemos señalado que las proclividades sexuales de las especies gregarias de mamíferos como el Homo sapiens claramente no encajan en la rígida monogamia heterosexual decretada por la moral burguesa.
Como medida básica de defensa frente a la persecución estatal de los jóvenes que quieren tener sexo (así sea sexting), nos oponemos a las reaccionarias leyes de la “edad de consentimiento”, con las que el estado decreta cierta edad arbitraria a partir de la cual permite el sexo, sin importarle que dicha edad cambie con el tiempo y varíe de un estado a otro en EE.UU. Al tratar esas cuestiones, nos ubicamos firmemente en oposición al estado capitalista y todos sus esfuerzos por reforzar y sostener el orden burgués explotador. Ésa es la aplicación, bajo las actuales circunstancias, de nuestra meta de la libertad sexual para todos, incluyendo a los niños y los adolescentes, en un futuro comunista. Esto tiene una importancia particular para los jóvenes adultos, de los que se espera que pasen los años que siguen a la pubertad bajo el yugo de la dependencia de sus padres. Llamamos por estipendios plenos para todos los estudiantes como parte de nuestro programa por una educación gratuita y de calidad para todos, para que los jóvenes puedan ser genuinamente independientes de sus familias.
Por el contrario, la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional) se niega a llamar por la abolición de las leyes de la edad de consentimiento actuales. En un artículo titulado “Youth, Sexuality and the Left” [La juventud, la sexualidad y la izquierda], la dirigente de la ISO Sherry Wolf blande su pica contra el partidario de NAMBLA David Thorstad por ser “el más ardiente y añejo defensor de la pederastia en la izquierda” (socialistworker.org, 2 de marzo de 2010). Wolf cita su propio libro Sexuality and Socialism: History, Politics and Theory of LGBT Liberation (Sexualidad y socialismo: Historia, política y teoría de la liberación LGBT, Haymarket Books, 2009): “Un consentimiento genuino, libre de la desigualdad de poder, no puede dárselo un niño a un hombre de 30”. El artículo de Wolf continúa: “En nuestra sociedad, las relaciones entre adultos y niños no son las de individuos iguales en lo emocional, lo físico, lo social ni lo económico. Los niños y los púberes no tienen la madurez, la experiencia ni el poder para tomar decisiones realmente libres respecto a sus relaciones con adultos. Sin eso, no puede haber consentimiento genuino”.
¿“Decisiones realmente libres”? Pocas relaciones entre adultos cumplirían con esta definición de consentimiento. En los hechos, Wolf pone a los jóvenes menores de 18 años y a sus parejas a merced del estado burgués. El único principio guía para toda relación sexual debería ser el consentimiento efectivo —es decir, el acuerdo y entendimiento mutuo entre todas las partes involucradas— independientemente de la edad, el género o la preferencia sexual.
El que la ISO abandone a los jóvenes al opresivo status quo sexual refleja su acomodación a los prejuicios del orden capitalista y las actitudes atrasadas de la población en general. En última instancia, viene de la vieja oposición de la ISO a toda perspectiva de movilización revolucionaria de la clase obrera hacia la toma del poder y la creación de un estado obrero —la dictadura del proletariado— que abra el camino hacia una sociedad comunista. Para la ISO, el socialismo es más o menos la aplicación acumulada de la “democracia” a todos los sectores oprimidos, entre los cuales la clase obrera es simplemente uno más. La ISO procura presionar a los capitalistas para que reformen su sistema de explotación. Su perspectiva de la liberación de la mujer refleja la misma fe conmovedora en las fuerzas de la reforma.
Por qué los marxistas no somos feministas
Cosa interesante, en los últimos años la ISO ha estado discutiendo en las páginas de su periódico, el Socialist Worker, acerca de las teorías sobre la liberación de la mujer. Parece ser que su motivación es el deseo de abandonar su postura anterior de oposición al feminismo como una ideología burguesa, para poder adoptar activamente la etiqueta de feminista o “feminista socialista”. Por ejemplo, en una charla de la conferencia Social-ism de la ISO en 2013 (publicada en “Marxism, Feminism and the Fight for Liberation” [Marxismo, feminismo y la lucha por la liberación], socialistworker.org, 10 de julio de 2013), Abbie Bakan sugirió: “La afirmación teórica de que hay bases para un enfoque marxista coherente que esté por la ‘liberación de la mujer’, pero contra el ‘feminismo’, carece de sentido”. (Hasta marzo de ese año, Bakan había sido una destacada partidaria de los International Socialists [Socialistas Internacionales] de Canadá, primos políticos de la ISO.)
La reciente adopción teórica explícita por parte de la ISO del “feminismo socialista” no es más que otra cubierta para el mismo contenido liberal. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de reafirmar la vieja posición marxista respecto a la familia y enfatizar que la emancipación de la mujer es fundamental para la revolución socialista e inseparable de ella. Contra lo que dice la ideología feminista, la plena igualdad legal no basta para superar la opresión de la mujer, que está profundamente enraizada en la familia y la propiedad privada.
Como siempre hemos enfatizado, marxismo y feminismo son viejos enemigos políticos. Eso requiere una explicación. En Estados Unidos y otros lugares se ha vuelto común aplicar el término “feminista” a quienes piensan que hombres y mujeres deberían ser iguales. Sin embargo, al lidiar con la desigualdad, el feminismo acepta los confines de la sociedad capitalista existente. Como ideología, el feminismo nació a finales del siglo XIX, reflejando las aspiraciones de una capa de mujeres burguesas y pequeñoburguesas que reclamaban sus prerrogativas de clase: derecho a la propiedad y a la herencia, acceso a la educación y las profesiones, y derecho al voto. Los marxistas buscamos mucho más que esta limitada idea de “igualdad de género”.
Los marxistas reconocemos que la liberación de la mujer no puede ocurrir sin la liberación de toda la raza humana de la explotación y la opresión: ése es nuestro fin. Hace bastante más de un siglo August Bebel, el dirigente histórico del Partido Socialdemócrata de Alemania, lo explicó claramente en su libro La mujer y el socialismo (1879), un clásico marxista. Reeditada varias veces, esta obra fue leída por millones de obreros de distintas generaciones antes de la Primera Guerra Mundial. La riqueza de su visión de la emancipación de la mujer no puede hallarse en ninguno de los escritos de la ISO al respecto:
“[La mujer] elegirá para su actividad los terrenos que correspondan a sus deseos, inclinaciones y disposiciones y trabajará en las mismas condiciones que el hombre. Lo mismo que todavía será obrera práctica en cualquier oficio, durante otra parte del día será educadora, maestra, enfermera, y durante otra parte ejercitará cualquier arte o ciencia y cumplirá en una cuarta parte cualquier función administrativa”.
—La mujer y el socialismo (Ediciones de Cultura Popular, 1978)
Lo que es especialmente significativo de la descripción que hace Bebel de la naturaleza emancipadora del trabajo en la sociedad socialista es que se aplica igualmente a los hombres. Eso apunta al núcleo del motivo por el que marxismo y feminismo son mutuamente excluyentes y de hecho antagónicos. Los feministas consideran que la división básica de la sociedad es entre hombres y mujeres, mientras que los socialistas reconocemos que los obreros de ambos sexos deben luchar juntos para acabar con la opresión y la explotación que sufren por parte de la clase capitalista.
Marx desvirtuado
En su giro teórico a favor del “feminismo socialista”, la ISO está promoviendo el libro Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory (Marxismo y la opresión de la mujer: Hacia una teoría unitaria, Haymarket Books, 2013) de Lise Vogel. Publicado originalmente en 1983, el libro se reeditó como parte de la serie Historical Materialism con una introducción encomiástica de dos académicos canadienses partidarios del ultrarreformista New Socialist Group (Nuevo Grupo Socialista). Incluso hace 30 años, el medio “feminista socialista” al que se dirige Vogel ya se había disuelto en la nada. Pero, dado que Vogel pretende representar un polo marxista dentro del movimiento o corriente intelectual “socialfeminista”, hoy a la ISO le cuadra promover su libro.
En la sección introductoria del libro, Vogel se deslinda ecuánimemente tanto de los feministas no marxistas como de los marxistas no feministas. Se fija como su tarea principal analizar el carácter de la opresión de la mujer dentro de la estructura y dinámica del sistema económico capitalista. Su tratamiento de Marx y Engels es confuso, contradictorio y rimbombante. Se enfoca principalmente en la relación entre el trabajo doméstico y la reproducción generacional de la fuerza de trabajo. Para Vogel, la opresión de la mujer se reduce estrechamente al trabajo doméstico (no pagado). Afirmando explícitamente que “la categoría de ‘la familia’...es insuficiente como punto de partida analítico”, Vogel pasa por alto las cuestiones más amplias del papel de la familia en la opresión de la mujer y los niños y su importancia como sostén clave del orden capitalista. La familia sirve para atomizar a la clase obrera y propagar el individualismo burgués como barrera a la solidaridad de clase.
Su concepción estrecha de la opresión de la mujer no impide a Vogel calumniar a Engels como “determinista económico”. Simplemente deja de lado los aspectos culturales y sociales incluidos en la riqueza de los argumentos que Engels presenta en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Para tomar un ejemplo, Vogel se queja de que Engels “no vincula claramente el desarrollo de una esfera especial relacionada a la reproducción de la fuerza de trabajo con el surgimiento de la sociedad de clases o quizá la sociedad capitalista”. Aparentemente, esto significa que Engels no muestra cómo el surgimiento de la sociedad de clases llegó a pesar sobre el papel de la mujer en la crianza de los hijos. Esto simplemente no es verdad.
En El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, Engels describe cómo la familia se originó en el neolítico cuando la sociedad se dividió en clases por vez primera. Apoyándose en la información disponible en aquella época, Engels se basó mucho en el trabajo pionero de Lewis Henry Morgan entre los iroqueses del norte del estado de Nueva York para entender las sociedades primitivas sin clases. Engels describió cómo la invención de la agricultura creó un excedente social que permitió, por primera vez, el desarrollo de una clase dominante ociosa que vivía del trabajo ajeno. La familia, específicamente la monogamia de la mujer, fue necesaria para asegurar la transmisión ordenada de la propiedad y el poder a los herederos del patriarca, la siguiente generación de la clase dominante. Si bien es mucho lo que se ha descubierto sobre las primeras etapas de la sociedad humana desde tiempos de Engels, su entendimiento fundamental ha resistido la prueba del tiempo.
Vogel no analiza la función social de la familia para la clase obrera bajo el capitalismo, donde sirve para criar a la siguiente generación de esclavos asalariados. En El capital, Marx explicó que el costo de la fuerza de trabajo está determinado por el costo de manutención y reproducción del obrero: sus gastos cotidianos, su capacitación y el sostén de su pareja y sus hijos. Para aumentar la ganancia, los capitalistas buscan bajar el costo del trabajo: no sólo de los salarios que pagan a los bolsillos de los obreros, sino también de los servicios como la educación y la salud públicas, que son necesarios para la manutención del proletariado.
El feminismo a veces critica algunos aspectos de la familia, pero en general sólo para quejarse de los “roles de género”, como si el problema fuera una discusión sobre el estilo de vida respecto a quién debe lavar los platos o darle al bebé su mamila. El problema es la institución de la familia, que integra a la gente a la sociedad desde la infancia de manera que acate ciertas normas, respete a la autoridad y desarrolle los hábitos de obediencia y deferencia que son tan útiles a la obtención de ganancias por parte de los capitalistas. La familia le es invaluable a la burguesía como reserva de pequeña propiedad privada y en algunos casos de pequeña producción, operando como freno ideológico a la conciencia social. Vogel pasa por alto estas cuestiones y se enfoca estrictamente en el “trabajo doméstico” no pagado de la mujer.
El fin último
La posición de Vogel es incluso más débil en lo que toca al fin último de la liberación de la mujer. Esto se ve especialmente en lo que no dice. Vogel divorcia la emancipación de la mujer de la superación de la escasez económica y del remplazo del trabajo enajenado —tanto en la fábrica como en el hogar— por el trabajo creativo y gratificante. Tanto el fin último de una sociedad comunista como los medios básicos para lograrlo quedan fuera de los confines intelectuales del “feminismo socialista” de Vogel.
Cuando Marx y Engels explicaron que suscribían un entendimiento materialista de la sociedad y del cambio social, no se referían sólo al capitalismo y las sociedades de clase anteriores (como el feudalismo). También proporcionaron un entendimiento materialista de la futura sociedad sin clases. De hecho, ésa era su diferencia fundamental con las principales corrientes socialistas de principios del siglo XIX —los owenistas, fourieristas y saint-simonianos— como las resumió Engels en Del socialismo utópico al socialismo científico (originalmente parte de su polémica de 1878, Anti-Dühring). Marx y Engels reconocían que una sociedad socialista —entendida como la etapa inicial del comunismo— requeriría un nivel de productividad del trabajo muy superior incluso a la de los países capitalistas más avanzados de hoy. Esto se logrará mediante una expansión continua del conocimiento científico y su aplicación tecnológica.
Vogel no comparte esa concepción. Esto queda particularmente claro en su análisis de los primeros años de la Rusia soviética. Expresando un gran aprecio del entendimiento que tenía Lenin de la opresión de la mujer y de su compromiso por superarla, cita con aprobación un discurso de 1919, “Las tareas del movimiento obrero femenino en la República Soviética”:
“Todas ustedes saben que incluso cuando las mujeres gozan de plenos derechos, en la práctica siguen esclavizadas, porque todas las tareas domésticas pesan sobre ellas. En la mayoría de los casos las tareas domésticas son el trabajo más improductivo, más embrutecedor y más arduo que pueda hacer una mujer. Es un trabajo extraordinariamente mezquino y no incluye nada que de algún modo pueda contribuir al desarrollo de la mujer.
“En la prosecución del ideal socialista, queremos luchar por la realización total del socialismo, y se abre aquí un amplio campo de acción para la mujer. Realizamos ahora serios preparativos a fin de desbrozar el terreno para la construcción del socialismo, pero la construcción del socialismo comenzará sólo cuando hayamos logrado la completa igualdad de la mujer, y cuando acometamos las nuevas tareas junto con la mujer, que habrá sido liberada del trabajo mezquino, embrutecedor, improductivo”.
Vogel presenta equivocadamente a Lenin como una voz solitaria clamando en el desierto e implica que el principal obstáculo para superar la opresión de la mujer en los primeros años de la Rusia soviética era ideológico: las generalizadas actitudes patriarcales entre los hombres de la clase obrera y el campesinado combinadas con una supuesta indiferencia por la liberación de la mujer entre los cuadros, mayoritariamente varones, del Partido Bolchevique. Vogel escribe:
“Los señalamientos de Lenin respecto al machismo nunca tomaron forma programática, y la campaña contra el atraso ideológico masculino nunca pasó de ser un tema menor en la práctica bolchevique. Sin embargo, sus observaciones sobre el problema representaron una admisión extremadamente inusual de la seriedad del mismo... Las contribuciones teóricas de Lenin no lograron dejar una impresión duradera”.
De hecho, el gobierno soviético realizó enormes esfuerzos para aliviar a la mujer obrera de la carga del trabajo doméstico y la crianza de niños mediante el establecimiento de cocinas comunales, lavanderías, guarderías, etc. Tanto los bolcheviques como la Internacional Comunista establecieron departamentos especiales para el trabajo entre las mujeres. Durante los primeros años del estado obrero soviético, el Zhenotdel estuvo activo tanto en las regiones europeas como en las del Asia Central.
Los límites de las medidas liberadoras del gobierno comunista bajo V.I. Lenin y León Trotsky no fueron ideológicos, sino producto de condiciones objetivas: la pobreza de recursos materiales, agravada por años de guerra imperialista y guerra civil. En un ensayo de 1923 titulado “De la vieja a la nueva familia”, incluido en la compilación de 1924 Problemas de la vida cotidiana (una obra que Vogel no menciona siquiera), Trotsky explicó:
“En principio, la preparación material de las condiciones para un nuevo modo de vida y una nueva familia no puede separarse tampoco del trabajo de la construcción socialista. El estado de los trabajadores necesita mayor prosperidad con el fin de que le sea posible tomar seriamente en sus manos la educación pública de los niños y aliviar asimismo a la familia de los cuidados de la limpieza y la cocina. La socialización de la familia, del manejo de la casa y de la educación de los niños no será posible sin una notable mejoría de toda nuestra economía. Necesitamos una mayor proporción de formas económicas socialistas. Sólo bajo tales condiciones, podremos liberar a la familia de las funciones y cuidados que actualmente la oprimen y desintegran. El lavado debe estar a cargo de una lavandería pública, la alimentación a cargo de comedores públicos, la confección del vestido debe realizarse en los talleres. Los niños deben ser educados por excelentes maestros pagados por el estado y que tengan una real vocación para su trabajo”.
La escasez material fue fuente de otro ámbito importante de desigualdad entre los hombres y las mujeres en los primeros años de la Rusia soviética (y por extensión en todo estado obrero económicamente atrasado). Se trata de la escasez de la mano de obra altamente calificada que requiere conocimientos y capacidades técnicas avanzados. A los obreros industriales calificados y los miembros de la intelectualidad técnica (ingenieros, arquitectos, etc.) había que pagarles salarios más altos que a los obreros no calificados, aunque la diferencia era mucho menor que en los países capitalistas. Este sector mejor pagado de la fuerza de trabajo, heredado del pequeño sector capitalista moderno de la Rusia zarista, era predominantemente masculino. Aunque se hicieron esfuerzos dirigidos a corregir esto, al joven estado obrero le faltaban los recursos materiales para educar y entrenar a las mujeres para que se volvieran maquinistas e ingenieras en cantidades suficientes a fin de superar el predominio masculino del trabajo calificado.
El libro de Vogel concluye con una proyección de cómo será la transición al comunismo tras el derrocamiento del capitalismo:
“Ante la terrible realidad de la opresión de la mujer, los socialistas utópicos del siglo XIX llamaron por la abolición de la familia. Todavía hoy, su drástica exigencia sigue teniendo adeptos entre los socialistas. En cambio, el materialismo histórico plantea la difícil cuestión de reducir y redistribuir simultáneamente el trabajo doméstico conforme éste se va transformando en un componente integral de la producción social en la sociedad comunista. Así como en la transición socialista ‘el estado no es “abolido”, sino que se extingue’, así también el trabajo doméstico debe extinguirse. Por lo tanto, durante la transición al comunismo una administración adecuada del trabajo doméstico y el trabajo femenino será un problema clave de la sociedad socialista, pues sólo sobre esta base pueden establecerse y conservarse las condiciones económicas, políticas e ideológicas de la verdadera liberación de la mujer. En el proceso, la familia, en su forma histórica particular como una unidad social basada en el parentesco para la reproducción de fuerza de trabajo explotable en la sociedad de clases, también se extinguirá, y con ella tanto las relaciones familiares patriarcales como la opresión de la mujer” [énfasis en el original].
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/familia.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.07 03:58 ShaunaDorothy Mineras canadienses en Lationoamérica - Sangre, saqueo y ganancias (Mayo de 2016)

https://archive.is/d0XFz
Espartaco No. 45 Mayo de 2016
El siguiente artículo ha sido traducido de Spartacist Canada No. 186 (otoño de 2015), periódico de la Trotskyist League/Ligue Trotskyste, sección canadiense de la Liga Comunista Internacional.
En la antesala de las elecciones federales [llevadas a cabo el 19 de octubre], los partidos parlamentarios están compitiendo en retórica patriótica sobre cómo Canadá es, o puede ser, “el país más grandioso del mundo”. La brutalidad y la ambición de la industria minera canadiense, especialmente en América Latina, expone como un completo fraude la noción de Canadá como una potencia benévola en la escena mundial.
Las corporaciones mineras canadienses ven a Latinoamérica como su versión particular de El Dorado. En el espíritu de los primeros conquistadores, sostienen sus grandes ganancias con asesinatos, desapariciones y tortura de aquéllos que se interponen en su camino, destruyendo comunidades enteras y desposeyendo a los pueblos indígenas. El año pasado, Shin Imai, un abogado del proyecto Justice and Corporate Accountability [Justicia y Rendición de Cuentas Empresarial], declaró: “Nuestro conteo preliminar muestra que en los últimos años, al menos 50 personas han sido asesinadas y unas 300 han sido heridas en conflictos mineros que involucran a compañías canadienses” (Inter Press Service, 31 de octubre de 2014). Para citar sólo algunos ejemplos:
El Salvador, 2009: El cuerpo de Marcelo Rivera fue hallado con signos de tortura en el fondo de un pozo; Ramiro Rivera murió cuando su auto fue tiroteado en una emboscada; Dora “Alicia” Sorto tenía ocho meses de embarazo cuando la mataron a balazos. Los tres se oponían a la compañía minera de propiedad canadiense Pacific Rim.
México, 2012: En Chihuahua mataron a tiros a la pareja de esposos que había dirigido las protestas contra la mina Cascabel, propiedad de MAG Silver de Vancouver. El marido, Ismael, ya había sido golpeado por empleados de la compañía minera. En Oaxaca, Bernardo Méndez recibió siete balazos mientras protestaba cerca de la mina Cuzcatlán, propiedad de la compañía Fortuna con sede en Vancouver.
Guatemala, 2014: Topacio Reynoso, de 16 años, murió baleado y su padre Alex fue gravemente herido. Ambos eran líderes comunitarios de Mataquescuintla, Jalapa, y oponentes activos de la mina de Escobal, de la compañía Tahoe Resources con sede en Vancouver. Según MiningWatch Canada, en esa área miles de familias han sufrido violencia y represión por oponerse a la mina de Tahoe.
Estos brutales crímenes no son sino la punta del iceberg. La violenta expoliación que Canadá lleva a cabo en esta región ilustra perfectamente cómo funciona el capitalismo imperialista, un sistema económico basado en la conquista o el dominio del mundo semicolonial por materias primas, mercados, mano de obra barata y esferas de influencia. Para los marxistas, esto también demuestra cómo el estado capitalista canadiense es un instrumento de violencia organizada, que se usa para impulsar internacionalmente la explotación y el saqueo imperialista, así como para imponer la explotación de los obreros en casa.
El sector minero canadiense es uno de los más grandes al nivel global. El 75 por ciento de las compañías mineras del mundo tienen aquí sus cuarteles generales. Esto se debe en gran medida a que tiene una de las tasas de impuesto corporativo más bajas del grupo G7 de potencias imperialistas, así como un sector de valores destinado a promover la minería. Con su clima de impunidad y sus generosos subsidios públicos, que se otorgan sin hacer demasiadas preguntas, Canadá es, en palabras del Guardian de Londres “el paraíso de la industria minera global” (24 de abril de 2013).
Canadá tiene mil 500 proyectos mineros en Latinoamérica, donde el 41 por ciento de las grandes compañías mineras operan bajo su bandera. El pillaje imperialista de estos países —y la brutal represión que implica— es una empresa conjunta entre las venales burguesías locales y sus patrones imperialistas, especialmente de Estados Unidos, pero también de potencias secundarias como Canadá. En esta división del trabajo, los imperialistas subcontratan las fuerzas militares, la policía y los escuadrones de la muerte de los gobernantes locales para asegurar que no se detenga el flujo de ganancia.
Guatemala: Bajo la bota imperialista
La minería canadiense en Guatemala tiene una historia particularmente larga y violenta, enraizada en décadas de saqueo por parte de los imperialistas estadounidenses. Para defender sus “intereses”, Estados Unidos ha patrocinado un régimen de escuadrones de la muerte tras otro. Durante una campaña de 36 años que empezó en 1960 contra una insurgencia guerrillera de izquierda, 200 mil personas —sobre todo campesinos mayas— fueron asesinadas y otras 45 mil “desaparecidas”. Aquel año, el gigante minero canadiense Inco comenzó a operar en Guatemala, a pesar de que la minería a cielo abierto estaba prohibida. Además, los insurgentes izquierdistas tenían su base de operaciones cerca del pueblo de El Estor, departamento de Izabal, donde Inco quería construir su mina de níquel a cielo abierto.
Un informe de la Universidad de York fechado en 2012, redactado por Shin Imai y dos colegas, titulado “Rendición de cuentas a través de las fronteras: La minería en Guatemala y el sistema de justicia canadiense”, documentó cómo el gobierno del régimen militar le resolvió sus problemas a Inco. Se redactó un código de minería favorable a Inco que permitía la “minería a cielo abierto” y se le concedieron generosos descuentos fiscales y un contrato por 40 años. Sobre todo, consiguió la “estabilidad” que exigía gracias al reino del terror que impuso el ejército guatemalteco. Para abrir el camino a esta mina de Inco, los pobladores indígenas fueron expulsados y entre 3 mil y 6 mil fueron asesinados.
La mina de Inco cerró en 1982 cuando cayó el precio del níquel. En 2004, otra compañía canadiense, Skye Resources, compró la mina, ahora llamada Fénix. Para los agricultores mayas que poco a poco habían empezado a reocupar el área, esto significó una ola renovada de violencia. Sirviendo a los intereses de Skye Resources, la policía y el ejército llevaron a cabo actos de gran brutalidad, incluyendo desalojos e incendios de viviendas. Entre los más horribles estuvo la violación tumultuaria de once mujeres de la comunidad maya Q’eqchi’ por parte de policías y guardias de seguridad de Fénix. Cuando la compañía Hudbay, de Toronto, compró la mina en 2008, la violencia no cesó, y los patrones mineros continuaron la expulsión de los habitantes. En 2009, los matones de seguridad de la Guatemalan Nickel Company (propiedad de Hudbay) dispararon contra los manifestantes. Un hombre fue asesinado y otro quedó paralítico. Actualmente, los tribunales canadienses están juzgando casos que involucran estos tiroteos y las violaciones tumultuarias.
Todo tiene su precio
El gobierno capitalista canadiense está profundamente entrelazado con las corporaciones mineras, a las que apoya política y financieramente. Para ello moviliza a sus embajadas, diplomáticos, ministros de gabinete y mercenarios de las firmas legales de Bay Street [centro financiero canadiense]. Sus servicios incluyen el chantaje, la intimidación económica y legal y el encubrimiento.
En México, con más de 230 explotaciones mineras canadienses, la lista de fuerzas que hay detrás de la violencia contra los líderes comunitarios y los oponentes de la minería parece el directorio de la industria minera. Los bien documentados crímenes de estas compañías no han impedido que Ottawa continúe dando apoyo incondicional a la industria. Entre los más infames está la compañía Blackfire, de Calgary, a cuyo servicio la embajada canadiense emprendió una intensa campaña de presión ante el gobierno estatal de Chiapas. Un agradecido ejecutivo de Blackfire reconoció esto en un correo electrónico fechado en septiembre de 2008 dirigido a los funcionarios de la embajada, a quienes agradecía por todo “lo que la embajada ha hecho para presionar al gobierno estatal para que nos facilitara las cosas. No hubiéramos podido hacerlo sin su ayuda” (Toronto Star, 8 de diciembre de 2014).
Tras el asesinato de Mariano Abarca en noviembre de 2009, Ottawa volvió a acudir en ayuda de Blackfire. Abarca era un líder de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, que había protestado por la contaminación de los ríos y la destrucción de ganado y cosechas que la mina de Blackfire provocaba. Él sabía que estaba en la mira y había advertido: “Si algo me pasa, responsabilizo a la compañía canadiense Blackfire”. Poco después, la gobernadora general Michaëlle Jean y Peter Kent, ministro tory [conservador] del gabinete, fueron a Chiapas a controlar el daño. Ante los manifestantes enfurecidos, Jean parloteó sobre la “justicia” mientras Kent cínicamente afirmaba que las compañías canadienses en México “se consideran y reconocen prácticamente como modelos de empresas socialmente responsables”.
Los tories usan los fondos de la “ayuda al exterior” para apoyar “iniciativas comunitarias” ligadas a los proyectos mineros. Perú, uno de los países más ricos en minerales de la región, es uno de los destinatarios de esos fondos. Unos míseros 53 millones de dólares canadienses irán a “proyectos de desarrollo” de áreas con operaciones mineras canadienses, abriendo la puerta al saqueo de miles de millones de dólares en riqueza mineral por parte de esas empresas. Un tratado de libre comercio entre Canadá y Perú ha abierto todavía más al país a las incursiones de las compañías mineras.
La redituable relación triangular entre la industria minera y los gobiernos canadiense y peruano ha generado una represión sangrienta. Según declaró Rosa Huamán, dirigente comunitaria del norte de Perú, en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en octubre de 2014, “el gobierno ha instalado un puesto de policía que sigue nuestras actividades y le rinde informes a la compañía minera y al gobierno” (Georgia Straight, 5 de diciembre de 2014). En 2011, al menos cuatro personas fueron asesinadas y 24 resultaron heridas en protestas contra una mina de plata propiedad de la Bear Creek Mining Corp. de British Columbia. Dos años después, unos 25 manifestantes contra la Candente Copper Corporation de Vancouver resultaron heridos en choques con la policía. En noviembre, cuando más de 400 manifestantes cerraron la construcción de una mina de cobre de Hudbay en los Andes del sur peruano, la policía peruana atacó a una docena de mujeres que se encontraban sentadas ante la entrada principal de las instalaciones.
En este contexto, a finales de 2014 Canadá develó una versión recalentada de su “Estrategia Empresarial de Responsabilidad Social” para la industria minera de 2009. Su objetivo era proyectar la imagen de un gobierno que supuestamente ya no le haría el juego a las pocas manzanas podridas que no cumplen con sus altos estándares. No son más que trucos de ilusionista, destinados a apaciguar a los críticos y engañar a los crédulos. En efecto, un reportero de CBC dio en el clavo al describir su objetivo: “aumentar las posibilidades de nuevos negocios de nuestras compañías de recursos en el extranjero” (14 de noviembre de 2014).
Ilusiones liberales en el capitalismo canadiense
Bajo los tories de Harper, la clase dominante canadiense se deshizo de la imagen de “Canadá la buena”. Sin embargo, el NDP [el socialdemócrata Nuevo Partido Demócrata] sigue alimentando este mito autocomplaciente. Por su parte, el sindicato acerero United Steelworkers busca presionar al gobierno en Ottawa para hacer que las compañías mineras estén sujetas a los tribunales canadienses, mientras que MiningWatch Canada ofrece panaceas liberales respecto a “asegurar que las empresas rindan cuentas”. Pero la verdadera justicia y la verdadera “rendición de cuentas” no pueden venir de los tribunales de los gobernantes capitalistas. Existe también el mito relacionado de que las fechorías sangrientas que Canadá perpetra en el extranjero son anomalías de ese país por lo demás tan bien educado. Ése fue el espíritu detrás de la asombrosa declaración de Murray Klippenstein, el abogado de Toronto en el caso de los guatemaltecos contra Hudbay, de que “jamás toleraríamos esos abusos en Canadá”.
Por el contrario, cuando la población nativa de Canadá intenta resistir —en Oka, Quebec, en Gustafsen Lake, B.C. o más recientemente en Rexton, N.B., donde el pueblo mi’kmaq intentó impedir la extracción de petróleo por medio de fracking en sus tierras sin su consentimiento— lo típico es que se encuentren con una represión policiaca masiva. Mientras De Beers extrae gigantescas ganancias de su mina de diamantes en el noreste de Ontario, el pueblo de la cercana Attawapiskat, donde el desempleo llega al 70 por ciento, no obtiene más que migajas. En Canadá y Estados Unidos, tanto como en los países al sur del Río Bravo, la vida aborigen se mide en pobreza, violencia policiaca, racismo y robo. La idea de que los imperialistas de éste o cualquier otro país puedan ser presionados para servir a los intereses de los oprimidos es ilusoria.
El imperialismo no es simplemente una política reaccionaria que adoptan los gobiernos derechistas, sino un sistema global enraizado en la sed capitalista de ganancias. En 1916, el dirigente revolucionario V.I. Lenin señaló en El imperialismo, fase superior del capitalismo, que “el imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en que ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero” y “ha terminado el reparto de toda la tierra entre los países capitalistas más importantes”. Un reducido club de potencias imperialistas ricas subordina y oprime a la vasta mayoría de la población mundial. Los países dependientes, como los latinoamericanos, “que desde un punto de vista formal, político, gozan de independencia”, “en realidad se hallan envueltos en las redes de la dependencia financiera y diplomática”. La historia de todo el resto del siglo, incluyendo dos guerras interimperialistas por la redivisión del mundo e incontables aventuras coloniales, confirman ampliamente las palabras de Lenin.
¡Por la revolución socialista en toda América!
Las operaciones mineras de la clase dominante canadiense han causado un sufrimiento extremo a las poblaciones indígenas de Latinoamérica. Nosotros defendemos vehementemente a esos pueblos contra las depredadoras compañías extractivas y sus mercenarios, así como contra las clases dominantes de la región.
Creemos que la gran riqueza mineral de Latinoamérica le pertenece a las masas trabajadoras, y en primer lugar a los obreros de la región. Bajo una economía socialista racionalmente planificada, estos recursos se usarían para erradicar el hambre y la pobreza en una sociedad de abundancia generalizada. Cuando la clase obrera gobierne toda América, el saqueo de recursos, irracional y dirigido a la ganancia, terminará y esa riqueza quedará sometida a las decisiones igualitarias y racionales de los trabajadores.
Esta perspectiva requiere de la lucha de clases internacional. En lugar de ello, los dirigentes sindicales canadienses promueven el nacionalismo de la hoja de maple, poniendo a los obreros de aquí contra sus hermanos y hermanas de otros países. Cuando se estaba negociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1991, las secciones mexicana, estadounidense y canadiense de la Liga Comunista Internacional emitimos una declaración conjunta llamando a “Alto al TLC, rapiña a México por el imperialismo EE.UU.”. Ahí explicamos que el imperialismo estadounidense quería “convertir a México en una maquiladora gigantesca, una zona franca para el ‘libre comercio’—‘libre’ de sindicatos y ‘libre’ para el capital” (Espartaco No. 2, verano-otoño de 1991). En cambio, las diatribas nacional-chovinistas que los burócratas sindicales dirigían al TLCAN servían para poner a los obreros estadounidenses y canadienses los unos contra los otros y a ambos en contra de sus hermanos y hermanas de clase mexicanos. Durante las dos últimas décadas, el TLCAN ha significado mayores ganancias y más poder para los gobernantes estadounidenses y sus socios menores canadienses mediante la sobreexplotación de los obreros mexicanos y la ruina económica de los campesinos mexicanos.
La necesidad de la lucha unida de los obreros al nivel internacional proviene directamente de la naturaleza global de la industria minera. Al igual que los mineros de Canadá, los de Latinoamérica se ven obligados a trabajar por necesidad, vendiendo su fuerza de trabajo. Los obreros que trabajan en las minas —en Canadá, México, Guatemala, Perú y el resto del mundo— tienen un enorme poder social potencial para dirigir a todos los oprimidos en la lucha anticapitalista. Las ganancias de miles de millones que afluyen a los bolsillos de los patrones mineros, cualquiera que sea su nacionalidad, provienen de la plusvalía que generan los obreros que extraen el mineral y lo envían a los puertos para su exportación.
En Perú, donde la minería representa hasta el quince por ciento del PIB, decenas de miles de obreros de la Federación Minera del Perú se fueron a huelga en mayo contra la subcontratación y una medida que permitiría despidos masivos si las compañías mineras reportan pérdidas. Ante la amenaza del despido, la huelga fue breve y de carácter limitado. Sin embargo, señaló el poder potencialmente inmenso que tienen estos obreros para interrumpir las ganancias capitalistas. Históricamente, de Chile y Bolivia hasta el norte de México, las luchas de los mineros de América Latina han estado entre las más combativas y las que han tenido mayores alcances.
En toda la región, una intensa pobreza coexiste lado a lado con una fabulosa riqueza, expresión del desarrollo desigual y combinado. Las burguesías nacionales dependen totalmente del imperialismo y son incapaces de llevar a cabo la modernización económica de la sociedad. Surcado por fronteras artificiales, el dominio burgués en la mayor parte de Latinoamérica ha alternado entre juntas militares sanguinarias y diversas formas de populismo burgués, en general apoyadas por la izquierda.
En vez de fantasear con que la burguesía del propio país oprimido, atrasada y dependiente del imperialismo, sea el vehículo de la liberación, nosotros luchamos por la perspectiva de la revolución permanente, desarrollada originalmente por el líder marxista León Trotsky. La solución completa y genuina de las tareas de conseguir la democracia y la emancipación nacional en los países de Latinoamérica sólo puede darse con el poder de la clase obrera al frente de toda la nación subyugada, especialmente de las masas campesinas indígenas. Al tomar el poder, la clase obrera no podrá detenerse en las tareas democráticas, sino que deberá continuar inmediatamente con las socialistas, incluyendo la expropiación de la burguesía como clase, la colectivización y la planificación económica. Para sobrevivir y florecer, esas revoluciones deberán extenderse a los centros del imperialismo mundial, señalando la necesaria perspectiva de la revolución obrera en Estados Unidos y Canadá.
La LCI lucha por construir partidos obreros revolucionarios e internacionalistas —parte de una IV Internacional reforjada—que vinculen las luchas obreras de las semicolonias con las de los países imperialistas. Esta perspectiva, que Trotsky señaló en “La guerra y la Cuarta Internacional” (1934) conserva hoy toda su fuerza:
“Sud y Centroamérica sólo podrán liquidar el atraso y la esclavitud uniendo sus estados en una única y poderosa federación. Pero no será la atrasada burguesía sudamericana, agencia totalmente venal del imperialismo extranjero, quien cumplirá esta tarea, sino el joven proletariado sudamericano, llamado a dirigir a las masas oprimidas. Por lo tanto, la consigna que debe guiar la lucha contra la violencia y las intrigas del imperialismo mundial y contra la sangrienta dominación de las camarillas compradoras nativas es Por los estados unidos soviéticos de Sud y Centroamérica.
“En todos lados el problema nacional se mezcla con el social. Sólo la conquista del poder por el proletariado mundial garantizará la paz real y duradera para todas las naciones del planeta”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/45/mineras.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.03 03:07 ShaunaDorothy Karl Marx tenía razón - Crisis económica capitalista: Los patrones obligan a los obreros a pagar (1 - 2) (Primavera de 2009)

https://archive.is/vQFPC
Espartaco No. 31 Primavera de 2009
Karl Marx tenía razón
Crisis económica capitalista: Los patrones obligan a los obreros a pagar
¡Por lucha de clases contra los gobernantes capitalistas! ¡Por un partido obrero!
Abajo reproducimos, en una versión editada, expandida y actualizada, una ponencia que presentó Joseph Seymour, miembro del Comité Central de la Spartacist League/U.S., en un pleno reciente del Comité Ejecutivo Internacional de la Liga Comunista Internacional. Ha sido traducida de Workers Vanguard No. 927, 2 de enero de 2009.
La economía mexicana, inextricablemente interpenetrada con la estadounidense y avocada a la exportación al vecino del norte, se ha contraído dramáticamente —con la consecuente devastación del nivel de vida de las masas—. Debido a la masiva fuga de capitales, entre agosto y marzo el peso se devaluó en un 50 por ciento respecto al dólar. En 2008 la inversión extranjera directa había disminuido 31.5 por ciento u 8.6 mil millones de dólares, comparada con 2007. Las exportaciones —tanto de manufacturas como de petróleo— han sufrido una drástica caída. En la industria automotriz, uno de los principales sectores manufactureros, las exportaciones cayeron 50 por ciento en el primer bimestre de 2009 comparadas con un año atrás.
Durante más de dos décadas, las medidas neoliberales de privatizaciones masivas —incluyendo del seguro social— y mayor subordinación a la economía estadounidense han significado un ataque incesante contra el nivel de vida de las masas y la devastación del campo. Con la nueva crisis económica internacional, la situación amenaza con una verdadera catástrofe. Paros técnicos, despidos masivos y cierre de plantas es cosa cotidiana. Se calcula que entre diciembre y febrero, 6 mil personas perdían su empleo cada día. De éstas, 46 por ciento trabajaban en el sector manufacturero, el cual genera la cuarta parte del PIB. La carestía va a pleno galope. Durante los últimos dos años, el poder adquisitivo del salario mínimo ha caído en un 32.64 por ciento, con un incremento de 67.16 por ciento en el precio de la canasta básica. Tras la eliminación de aranceles sobre el frijol el año pasado —acorde con el TLCAN—, incluso este producto alimenticio básico para las masas mexicanas ha subido de precio 50 por ciento, hasta convertirse casi en un producto de lujo. Ha llegado a tal grado que los cargamentos de frijol se han convertido en un blanco preferido del hampa. El robo de trenes que transportan maíz a EE.UU. se ha convertido en una medida de subsistencia para los pobres en algunas regiones.
La recesión en Estados Unidos, junto con la aplicación de políticas antiinmigrantes, tuvo un impacto importante en las remesas, las cuales conforman la segunda fuente de ingresos después del petróleo para la economía mexicana. Las remesas se redujeron 3.6 por ciento en 2008 comparadas con 2007. Algunos estudios preven que este año la caída de remesas podría llegar al 20 por ciento, y en algunos poblados y municipios podría alcanzar hasta un 40 por ciento. Esta caída en las remesas —que mantienen a 20 por ciento de las familias mexicanas— sería una verdadera condena a la pauperización extrema de gran parte de la población, especialmente en el campo.
Para los gobernantes capitalistas, quienes no tengan para comer deberían simplemente morirse de hambre. En efecto, la principal medida del gobierno derechista de Felipe Calde- rón en torno a la crisis ha sido empujar nuevamente la aprobación de su “reforma laboral” para incrementar la tasa de explotación mediante la eliminación de prestaciones y cualquier medida de seguridad laboral, así como reforzar los ataques antisindicales. Ante la creciente pauperización y volatilidad social, el gobierno ha escalado masivamente, desde hace un par de años, la militarización del país, la cual ha reforzado aún más en los últimos meses con el pretexto de la “guerra contra el narco”. De hecho, una de las primeras medidas del gobierno de Calderón en febrero de 2007 fue otorgar un aumento salarial de 45 por ciento a los militares para asegurar su lealtad. Hoy, miles de tropas llevan a cabo abusos rampantes y siembran el terror en poblaciones a lo largo y ancho del país y han ocupado ciudades industriales del norte, como Ciudad Juárez. Al mismo tiempo, el gobierno mexicano ha colaborado con el estadounidense para sellar la frontera, lo cual ajusta la antigua válvula de escape de la migración. La movilización masiva del estado burgués —una máquina de represión que sirve para proteger la propiedad privada y el régimen de los capitalistas— no tiene nada que ver con “proteger” a la población; se trata de un despliegue de fuerza para lanzar una advertencia a las masas empobrecidas ante la brutal crisis económica.
En este contexto, no es de extrañar que la popularidad de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha estado a la alza. A los ojos de grandes masas de obreros y pobres mexicanos, sus vacuas promesas de mejora sustancial y su retórica nacionalista contrastan con la inhumana arrogancia de Calderón y sus acólitos. Sin embargo, AMLO y el PRD —igual que el resto del espectro político burgués— han apoyado la creciente militarización del país. En cuanto a la crisis, además de algunos consejos ridículos (¡como tomar Boing en vez de Coca-Cola!), la estrategia de AMLO en “defensa de la economía popular” se centra en exigir la disminución de los salarios de altos funcionarios de gobierno y de los precios de combustibles y energía eléctrica. El PRD representa el ala de la burguesía que procura desactivar el descontento de los obreros y los oprimidos mediante concesiones, para así perpetuar el sistema de explotación capitalista. Las diferencias entre el PRD y el PAN se reducen a la manera de administrar el capitalismo. Si bien defendemos las medidas que, bajo el capitalismo, puedan aliviar —incluso ínfimamente— las condiciones de pobreza de los obreros y los oprimidos, notamos que los populistas burgueses se limitan a llamar a aplicar pequeñas curitas para cubrir las heridas abiertas de desastre social cada vez más profundo.
Debido a la diferencia cualitativa en el desarrollo de las respectivas fuerzas productivas, la burguesía mexicana está inherentemente atada a la estadounidense. La única forma de alcanzar una mejora significativa en el nivel de vida de las masas, así como la satisfacción de añejas aspiraciones democráticas como la emancipación nacional y la revolución agraria, es mediante la revolución socialista y su extensión internacional. Es necesario luchar por la unidad revolucionaria con el poderoso proletariado multirracial estadounidense —para lo cual los millones de inmigrantes latinoamericanos en EE.UU. constituyen un verdadero puente humano—. En efecto, la miseria y el atraso sólo pueden ser eliminados en el contexto de una división internacional del trabajo en una economía socialista planificada. Un gobierno obrero y campesino —la dictadura del proletariado apoyada por el campesinado— lucharía por cumplir estas metas basado en la colectivización de la economía.
La realización de esta perspectiva requiere el forjamiento de un partido obrero revolucionario e internacionalista, una dirección genuinamente clasista que remplace a las burocracias sindicales procapitalistas, lugartenientes del capital en el movimiento obrero. Sobre todo mediante la ideología del nacionalismo, estas burocracias mantienen a los explotados ideológicamente atados a sus explotadores y hacen todo lo posible por desmovilizar la fuerza social de la clase obrera. Armada con el entendimiento de que los obreros no comparten intereses con los patrones, una dirección revolucionaria se esforzaría por librar la lucha necesaria para evitar la catástrofe económica, dirigiendo las demandas y aspiraciones obreras hacia el entendimiento de la necesidad del derrocamiento revolucionario del capitalismo.
La seudoizquierda mexicana rechaza esta perspectiva revolucionaria y acepta el marco impuesto por el capitalismo; a la cola de las burocracias nacionalistas, se reduce al papel de tratar de presionar a los gobernantes capitalistas para que otorguen concesiones. La Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente (LTS-CC) da un ejemplo típico de ello. En su más reciente publicación (Estrategia Obrera No. 70, marzo de 2009), lanza el siguiente llamado: “Los sindicatos como el SME, la CNTE, el SITUAM y el Diálogo Nacional, junto a organizaciones clasistas como el Frente Único de Trabajadores, debemos impulsar una campaña nacional contra el desempleo y la carestía...” Fingir que las burocracias perredistas —que comparten plenamente con los patrones la idea de la inviolabilidad del estado burgués y el régimen de explotación capitalista—tengan interés alguno en dirigir una verdadera lucha contra el desempleo y la carestía sólo sirve para desviar a la clase obrera. Por otro lado, el “Diálogo Nacional” es un frente nacionalista de crasa colaboración de clases dominado por el SME, que agrupa, además de diversos sindicatos, al FAP burgués de los partidos capitalistas PRD, Convergencia y PT. El “Diálogo Nacional” se propone “enfrentar y derrotar a los neoliberales” para conducir al “surgimiento de un nuevo gobierno emanado verdadera y democráticamente del pueblo...restaurando...el espíritu fundacional del Constituyente de 1917, así como los valores esenciales de la Nación Mexicana”. ¡A eso se reducen los aspavientos de la LTS-CC por “una política de independencia de clase” que se delimite “claramente de los partidos patronales”!
A finales de la Gran Depresión de los años 30, León Trotsky escribió el Programa de Transición en 1938 como el documento fundador de la IV Internacional. El documento levanta demandas como por una escala móvil de horas de trabajo sin pérdida de salario para dar empleo a todos y una escala móvil de salarios para responder a la inflación, y declara: “Si el capitalismo es incapaz de satisfacer las demandas que surgen inevitablemente de las calamidades generadas por él mismo, entonces debe perecer.” Estas justas consignas en realidad son incompatibles con el sistema de producción de ganancias, y por ello señalan el camino hacia la revolución socialista.
Pero ésta es precisamente la premisa que rechaza la LTS-CC, que trata de dar una apariencia más combativa a su reformismo nacionalista y prostituye el Programa de Transición, tomando de él una letanía de consignas de manera totalmente divorciada de la revolución socialista —frase que ni siquiera menciona en el artículo— como algo realizable bajo el capitalismo. De hecho, la LTS-CC ve un continuo entre sus consignas y las medidas de AMLO, ¡a las que se reduce a criticar como “insuficientes”!
Entre estas consignas transicionales, la LTS-CC trata de contrabandear otra: “Toda empresa que cierre o despida, debe ser expropiada y puesta a funcionar por sus trabajadores. No basta con medidas mínimas.” ¿Y qué harán los trabajadores con fábricas quebradas para las cuales a duras penas hay un mercado? De seguir los consejos de la LTS-CC, los obreros se verían empantanados en cooperativas desesperadas obligadas a competir directamente en el mercado capitalista. Como escribimos hace casi 30 años: “La práctica reformista de nacionalizar sólo las operaciones capitalistas menos eficientes es, en un sentido, el opuesto exacto de la expropiación socialista. La planificación económica socialista se basa precisamente en la apropiación de los medios de producción más avanzados de manos de los capitalistas” (Workers Vanguard No. 238, 17 de agosto de 1979). La clase obrera no tiene interés en rescatar y/o tomar responsabilidad por empresas perdedoras. Trotsky explicó en el propio Programa de Transición:
“El objetivo estratégico de la IV Internacional no consiste en reformar el capitalismo, sino en derribarlo. Su finalidad política es la conquista del poder por el proletariado para realizar la expropiación de la burguesía... Los obreros no pueden ni quieren adaptar su nivel de vida a los intereses de los capitalistas aislados convertidos en víctimas de su propio régimen. La tarea consiste en reconstruir todo el sistema de producción y de distribución sobre principios más racionales y más dignos.”
En una ocasión, un banquero holandés describió las condiciones en la bolsa de valores de Londres como “nada menos que si todos los lunáticos se hubieran escapado del manicomio al mismo tiempo”. Esto tuvo lugar hace casi tres siglos, cuando estalló la llamada burbuja del Mar del Sur. Así que las cosas no han cambiado tanto.
El actual desplome financiero internacional y el severo declive económico comenzaron y tienen su centro en Estados Unidos. Así pues, para empezar quiero ubicar la crisis dentro del contexto histórico más amplio de varias décadas de declive del capitalismo estadounidense. Sin embargo, es útil tomar en cuenta primero la naturaleza de la conciencia de clase burguesa, especialmente la de la burguesía estadounidense. La burguesía no es una clase colectivista. Tanto en sus prácticas de negocios como en las políticas de gobierno por las que abogan, los capitalistas están motivados más que nada por su propio interés inmediato, y no por alguna noción de los intereses a largo plazo y más amplios de su clase. Sin duda, el ingreso y la riqueza de todos los capitalistas individuales provienen de la reserva total de plusvalía generada por la explotación del trabajo. Pero en sus actividades cotidianas, los capitalistas, especialmente los capitalistas financieros, están motivados principalmente por aumentar su propia riqueza a expensas de otros capitalistas.
He estado leyendo el libro Traders, Guns and Money: Knowns and Unknowns in the Dazzling World of Derivatives [Comerciantes, armas y dinero: Lo sabido y lo ignorado en el deslumbrante mundo de los derivados] (2006), de un veterano comerciante de derivados, Satyajit Das. Es muy entretenido, muy gracioso. En un punto, Das está trabajando para un banco de inversiones que quiere convencer a un gerente de fondo de pensiones japonés de que se convierta en su cliente:
“El banco había estado cortejándolo por años sin éxito. Resultó que el gerente del fondo tenía una debilidad: una parcialidad estereotipada por las mujeres altas, rubias, de piernas largas y ojos azules. El banco supuso que la mujer no tenía que ser japonesa.
“Se emprendió una búsqueda global y el departamento de Recursos Humanos (RH) se desempeñó admirablemente. El banco encontró una mujer estereotípicamente escandinava para ocuparse del gerente del fondo. La mujer —por favor no se rían— se llamaba Ulrika. Era brillante, agradable y eficiente, pero había un problema: no tenía conocimiento de los derivados. Tenía experiencia en cosméticos. El banco la contrató de todas formas, suponiendo, correctamente resultó, que el gerente del fondo no estaba tan interesado en sus derivados.”
Leyendo este libro como marxista, algo que me llamó la atención particularmente fue que no contenía discusión alguna sobre la división del producto social entre salarios y ganancias o, más ampliamente, plusvalía, incluyendo la renta y el interés. Todo el libro se enfoca en la división de la plusvalía entre los capitalistas financieros y no financieros, y entre grupos de capitalistas financieros en competencia. Esto muestra que los capitalistas se dedican a fregarse unos a otros al máximo. El sector políticamente decisivo de la burguesía subordinará su propio interés inmediato a lo que considere el interés más amplio y a más largo plazo de su clase sólo cuando se sienta suficientemente amenazado por la clase obrera desde abajo o por estados hostiles desde fuera. Y mientras eso no ocurra, es un mundo hobbesiano de todos contra todos.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/crisis.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.24 15:31 ShaunaDorothy Las "reformas de mercado" en China: Un análisis trotskista ¡Defender al estado obrero deformado chino! ¡Por la revolución política proletaria! (3 - 3) (Primavera de 2007)

https://archive.is/mnbfW
Al mismo tiempo, las medidas de los estalinistas de Beijing han perjudicado y empobrecido a sectores significativos de la clase obrera y los trabajadores del campo, ensanchado el golfo entre la China urbana y la rural, alentado una clase de empresarios capitalistas con vínculos familiares y financieros con funcionarios del PCCh, así como capitalistas chinos de ultramar, y generado un próspero estrato gerencial-profesional-tecnocrático que disfruta de un estilo de vida occidental.
Hart-Landsberg y Burkett, por un lado, y Lippit, por el otro, expresan los polos opuestos de esa contradicción. Aquéllos eligen evidencias para argumentar que todo ha empeorado para el pueblo trabajador chino. Señalan las profundas y crecientes desigualdades sociales, el crecimiento del desempleo urbano y el deterioro de la salud pública y la educación primaria. Lippit elige evidencias en el sentido opuesto. Señala que la gran mayoría de la población trabajadora —tanto urbana como rural— ha experimentado un ascenso en el nivel de vida, si bien en una tasa bastante desigual. Cita estudios que demuestran que cientos de millones de campesinos han salido de la pobreza en las últimas décadas.
Ni en “China y el socialismo” ni en su respuesta a Lippit, citan Hart-Landsberg y Burkett las estadísticas fácilmente accesibles que indican la medida básica de las cambiantes condiciones económicas de la clase obrera. Entre 1979 y 1998 hubo un aumento en el poder adquisitivo de los obreros manufactureros del cuatro por ciento anual en promedio. Sólo en 1988 y 1989 hubo un descenso debido a la explosivamente alta tasa de inflación de entonces. Entre 1999 y 2002 (según el Anuario estadístico laboral de China de 2003) los salarios crecieron en promedio casi doce por ciento cada año. En los últimos años, los grandes centros industriales como Shenzhen y Shanghai han empezado a experimentar escasez de mano de obra, especialmente de obreros calificados. En consecuencia, los patrones están ofreciendo salarios más altos y mejores prestaciones para atraer trabajadores. Hong Liang, economista de una firma de Wall Street, Goldman Sachs, comentó: “Estamos presenciando el final de la época de oro de mano de obra extremadamente barata en China” (New York Times, 3 de abril de 2006).
Sin embargo, pese a haber mantenido por más de dos décadas una tasa de crecimiento económico cercana al diez por ciento, no todos los sectores de la clase obrera china han experimentado una mejora en sus estándares de vida. Todo lo contrario. Comenzando a mediados de los años 90, las empresas industriales estatales pequeñas y medianas fueron privatizadas, típicamente vendidas a sus antiguos gerentes a precios de liquidación. Como resultado de estas privatizaciones, junto con las fusiones y los simples cierres, entre 20 y 30 millones de obreros, incluyendo un número desproporcionadamente alto de mujeres, fueron despedidos. Los más afortunados encontraron nuevos empleos, especialmente en el sector privado, pero en general con un salario menor y con pocas o ninguna de las extensas prestaciones que les daban las empresas estatales.
Una gran región fue especialmente devastada económicamente por los cierres: el “cinturón del óxido” del noreste, donde se concentraba una gran parte de las plantas industriales más viejas. Ahí, hasta el 40 por ciento de la clase obrera está desempleada. En general, se calcula que el desempleo está entre el seis y el trece por ciento de la población urbana económicamente activa. La Comisión de Desarrollo y Reforma Nacional, una agencia gubernamental que supervisa la política económica, calcula que si la economía crece un ocho por ciento este año, China generará once millones de empleos adicionales. Eso es menos de la mitad de la cifra oficial de 25 millones de desempleados urbanos, sin contar los nuevos ingresos a la fuerza de trabajo (Economist [Londres], 25 de marzo de 2006).
En general se reconoce que la era de “reformas” ha visto un ensanchamiento de las desigualdades, tanto al interior de las ciudades como entre las áreas urbanas y las rurales. Además de la nueva clase de capitalistas ricos, la China urbana tiene hoy una capa significativa de profesionistas pequeñoburgueses cuyos estándares de vida son muy similares a los de sus contrapartes en los países capitalistas avanzados. Mientras tanto, según el Informe de desarrollo humano de China de 2005, publicado por el Programa de Desarrollo de la ONU, la brecha entre el promedio de ingreso excedente de la China urbana y la China rural ha llegado a 3.2 a uno.
Estas estadísticas no deben oscurecer el hecho de que en aspectos importantes ha habido también una mejoría sustancial en las condiciones del campesinado. El consumo de electricidad en las áreas rurales aumentó casi ocho veces entre 1978 y 1997. La mayor parte de las familias campesinas posee aparatos domésticos. Lippit señala que para 1997 dos terceras partes de los hogares rurales tenían al menos un televisor blanco y negro, un medio básico de acceso a la vida cultural moderna.
Sin embargo, en otros aspectos importantes las condiciones del campesinado han empeorado. Las comunas rurales de la era de Mao brindaban atención médica rudimentaria, educación primaria y secundaria, pensiones de vejez y otros programas sociales. Entre 1980 y 1983, el régimen de Deng disolvió las comunas, remplazándolas con granjas familiares con contratos de arrendamiento a largo plazo: el “sistema de responsabilidad doméstica”. Se suponía que los programas sociales que antes brindaban las comunas serían retomados por el gobierno local. Dada la extrema descentralización del sistema de finanzas gubernamentales chino, los escasos recursos de los poblados y aldeas rurales resultaron totalmente inadecuados para ello. Las familias campesinas tuvieron que pagar de su bolsillo la atención médica y la escuela de sus hijos. Las consecuencias sociales fueron las previsibles:
“Pese a un notable progreso en la apertura del acceso a la educación, sigue habiendo serios desequilibrios. Las áreas rurales han quedado muy atrás de las ciudades y la población analfabeta de China se concentra en las áreas rurales. Sigue habiendo grandes diferencias en la calidad de las escuelas y la brecha entre las oportunidades educativas se ensancha conforme aumenta la edad de los estudiantes.
“También sigue habiendo brechas significativas en la salud de los residentes urbanos y los rurales, así como entre los residentes de distintas regiones. La mortandad infantil y materna son dos veces más altas en el campo que en las ciudades… Todos los indicadores muestran claras brechas de nutrición entre los niños rurales y los urbanos.”
—Informe de desarrollo humano de China de 2005
Ha habido un agudo incremento en lo que se llama oficialmente “incidentes masivos de descontento” en el campo. Las protestas y motines campesinos han estado dirigidos contra la toma de tierras por parte de funcionarios locales sin la compensación adecuada y contra los gravámenes arbitrarios, la corrupción y otros abusos burocráticos. En respuesta, el régimen de Hu Jintao ha prometido, bajo la consigna de un “nuevo campo socialista”, mejorar las condiciones del campesinado. El peso de los gravámenes ha disminuido, las cuotas de escuelas primarias y secundarias serán eliminadas para muchos estudiantes rurales y el gobierno central se ha comprometido a destinar más dinero a programas sociales e inversión en infraestructura en las áreas rurales. Sin embargo, como señaló el Economist (11 de marzo de 2006):
“Estas medidas no anuncian ningún cambio importante de políticas. El gasto del gobierno central en el campo seguirá sin pasar del 8.9 por ciento del total del gasto gubernamental, una cifra mayor que el 8.8 por ciento del año pasado pero menor al 9.2 por ciento de 2004. Abolir el impuesto agrícola y otras cuotas impuestas a los campesinos le ahorrará a cada trabajador rural un promedio de 156 yuanes (19 dólares) al año: alrededor de un 4.8 por ciento del ingreso neto.”
Una verdadera disminución de la brecha entre la China rural y la urbana requerirá la redistribución y reasignación masivas de recursos económicos. Introducir tecnología moderna en el campo —desde maquinaria hasta fertilizantes químicos y todo el complejo del cultivo científico— requeriría una base industrial cualitativamente más alta de la que existe hoy. A su vez, un aumento de la productividad agrícola aumentaría la necesidad de una inmensa expansión de empleos industriales en las áreas urbanas para absorber el vasto excedente de mano de obra que el campo ya no necesitaría. Claramente, eso significaría un proceso largo, particularmente dado lo limitado del tamaño y la productividad relativamente baja que aún tiene la base industrial de China. Tanto el ritmo de esta perspectiva como, en última instancia, la posibilidad misma de realizarla, dependen de la ayuda que recibiera China de un Japón socialista o de unos Estados Unidos socialistas, lo que subraya la necesidad de una revolución proletaria internacional.
El proletariado chino y la revolución socialista mundial
Aunque Hart-Landsberg y Burkett argumentan que las condiciones del campesinado y la clase obrera chinos han empeorado durante la era de “reformas”, el eje de su posición yace en un plano fundamentalmente distinto. Condenan el desarrollo de la clase obrera industrial más grande del mundo e identifican esto con la “restauración” del capitalismo. Aquí su perspectiva anarco-populista se contrapone directamente al entendimiento marxista del progreso social y la diferencia de clase entre obreros y campesinos. En su respuesta a Lippit, citan favorablemente una declaración de Tai-lok Lui, un académico izquierdista que participó en la discusión sobre “China y el socialismo” de Critical Asian Studies: “La reforma económica posterior a 1978 ha producido la verdadera proletarización de los obreros y granjeros de China. Realmente han quedado subordinados al mercado y separados de la propiedad de los medios de producción.”
¿Qué quiere decir Tai-lok Lui, para quien las “reformas de mercado” equivalen a la restauración del capitalismo, cuando escribe que el enorme crecimiento del proletariado chino vino acompañado por su separación de “la propiedad de los medios de producción”? Presumiblemente se refiere, además de las privatizaciones de la industria, a la liquidación de las comunas rurales de la era de Mao, que abarcaban a la gran mayoría de la población. Estas comunas eran básicamente un agregado de propiedades campesinas atrasadas que utilizaban métodos que requieren mucha mano de obra y una tecnología relativamente primitiva. En la medida en que la China de Mao era relativamente más igualitaria que la de Deng y sus sucesores, ésta era una igualdad de pobreza en una sociedad abrumadoramente rural.
Para entender el significado histórico de la transformación de un vasto sector del campesinado de China en proletarios, es útil revisar el libro de Karl Kautsky, La cuestión agraria (1899). Lenin lo consideraba una contribución muy importante al entendimiento de la economía mundial moderna. (El revisionismo derechista posterior de Kautsky y su hostilidad a la Revolución Bolchevique no niegan el valor de sus obras anteriores.) Existe, desde luego, una diferencia fundamental entre el carácter de clase de la Alemania imperial de finales del siglo XIX que describió Kautsky y el de la República Popular China. Sin embargo, hay un paralelismo en los efectos sociales de la proletarización del campesinado chino bajo la economía del “socialismo de mercado”. Como escribió Kautsky:
“La fábrica, al juntar los obreros dispersos facilita su entendimiento y pone en comunicación al pueblo industrial con el resto del mundo, porque desarrolla los medios de transporte y atrae los obreros más inteligentes de la ciudad.
“Sirve también de medio para poner en contacto parte de la población agrícola con el proletariado urbano, para despertar en ella la necesidad de la lucha de emancipación y para inducirla a tomar parte activa en esta lucha cuando las circunstancias sean favorables.”
De hecho, los obreros que emigran del campo han estado al frente de luchas obreras recientes en China. En el sureste, muchas jóvenes migrantes se han ido a huelga o se han negado a trabajar bajo las horribles condiciones de los talleres de hambre, produciendo una severa escasez de mano de obra desde el verano de 2004. En Shanghai y Beijing, los obreros migrantes, que conforman el 80 por ciento de la fuerza de trabajo en la industria de la construcción en auge, han conseguido mediante luchas mejores condiciones de trabajo.
Si bien las restricciones al traslado desde la China rural a la urbana se han relajado en las últimas décadas, no han sido eliminadas. Los migrantes, obligados a aceptar los trabajos más peligrosos y degradantes, carecen de los derechos legales de los residentes urbanos y típicamente son forzados a vivir en áreas segregadas. Muchos obreros urbanos miran con desdén a los migrantes, pues piensan que les roban los empleos y deprimen los salarios. Un partido de vanguardia revolucionario en China hoy lucharía por unir a todos los sectores de la clase obrera en alianza con los trabajadores del campo y los pobres urbanos. La lucha por que los migrantes tengan todos los derechos de los que gozan los residentes legales, incluyendo el acceso a la atención médica, la vivienda y la educación pública, así como pago igual por trabajo igual, es parte integral de la perspectiva de una revolución política proletaria.
En su debate sobre China y el socialismo, el liberal Lippit y los autoproclamados marxistas Hart-Landsberg y Burkett comparten un marco fundamentalmente falso. Al nivel económico, uno y otros rechazan el entendimiento marxista de que el capitalismo es un obstáculo al desarrollo global de las fuerzas productivas, y de que éstas sólo podrán progresar sobre la base de una economía internacional planificada y socialista. Al nivel político, uno y otros rechazan la perspectiva de la revolución proletaria mundial como el único medio para alcanzar una sociedad así, resolviendo finalmente el problema de la escasez.
En su análisis seminal de la degeneración estalinista de la URSS, La revolución traicionada (1936), Trotsky cita el comentario de Marx en La ideología alemana (1846) de que “…el desarrollo de las fuerzas productivas es prácticamente la primera condición absolutamente necesaria (del comunismo) por esta razón: que sin él sí se socializaría la indigencia y ésta haría recomenzar la lucha por lo necesario, y recomenzaría, consecuentemente, todo el viejo caos...” Con “todo el viejo caos”, Marx se refería a la opresión de clase, la desigualdad y la explotación. Repudiando totalmente este entendimiento materialista, los estalinistas predicaban la idiotez de que el socialismo podría construirse en un solo país si tan sólo se impidiera la intervención militar imperialista. El corolario de esta perversión del marxismo fueron las traiciones estalinistas a las revoluciones proletarias internacionalmente. En la Unión Soviética, el resultado final fue la devastadora contrarrevolución capitalista. En China, el mal gobierno de los estalinistas ha producido una sociedad plagada de contradicciones y descontento social.
Hoy, la República Popular China muestra tanto las tremendas ventajas que trajo consigo el derrocamiento del sistema capitalista —centralmente, un nivel de crecimiento económico que sobrepasa por mucho al de las neocolonias capitalistas como la India— como los frutos profundamente negativos del dominio burocrático estalinista. Estos incluyen un agudo aumento en la desigualdad, el crecimiento de nuevas fuerzas burguesas entretejidas con la burocracia parasitaria y la amenaza creciente de una contrarrevolución capitalista que destruya las conquistas de las masas obreras y campesinas chinas. Se debe forjar un partido leninista-trotskista que dirija a la inmensa y poderosa clase obrera china al frente de los campesinos y los pobres urbanos en una revolución política proletaria. Como escribió Trotsky en La revolución traicionada:
“No se trata de remplazar un grupo dirigente por otro, sino de cambiar los métodos mismos de la dirección económica y cultural. La arbitrariedad burocrática deberá ceder el lugar a la democracia soviética. El restablecimiento del derecho de crítica y de una libertad electoral auténtica son condiciones necesarias para el desarrollo del país. El restablecimiento de la libertad de los partidos soviéticos y el renacimiento de los sindicatos están implicados. La democracia provocará, en la economía, la revisión radical de los planes en beneficio de los trabajadores… Las ‘normas burguesas de reparto’ serán reducidas a las proporciones estrictamente exigidas por la necesidad y retrocederán a medida que la riqueza social crezca, ante la igualdad socialista… La juventud podrá respirar libremente, criticar, equivocarse, madurar. La ciencia y el arte sacudirán sus cadenas. La política extranjera renovará la tradición del internacionalismo revolucionario.”
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/27/china.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.02.10 10:29 mha666 Es tan difícil ser honrado?

¿Es tan difícil ser honrado? La respuesta es....Sí. Claro que es complicado ser honrado, al igual que es difícil ser un cachas "cuerpazo" o una mujer "tipazo". Si fuera sencillo, cómodo y fácil, todos seríamos honrados y cachas y tipazos. Yo lucho todos los días conmigo mismo por intentar ser honrado y justo y legal las 24 horas del día, pero siento decepcionarme a mí mismo día tras día al finalizar la jornada y darme cuenta que sigo siendo un hombre pseudoHonrado. Y si además sumamos que ser honrado implica delatar a tu compañero, abroncar a tu amigo, denunciar a tu mecánico, informar sobre tu vecino etc... Estamos hablando de una cualidad que puede traerte muchas complicaciones... ¿Compensa ser poco honrado? Calcula cuánto dinero ahorras al mes en películas que no compras o no pagas en el cine y descargas, o canciones que te bajas por las que no compras el disco... Sí, es muy complicado ser honrado. Yo lo intento todos los días, aún cuando la etiqueta del honrado en nuestra sociedad es la del 'pringao' (pringado: Se aplica a la persona que es ingenua y se deja engañar con facilidad, entre otros significados): el 'pringao' que compra el dvd de una película, el 'pringao' que compra un disco de música, el 'pringao' que declara el alquiler del piso, el pringao que cobra en A todo su salario, el ‘pringao’ que devuelve las vueltas de más que le dan en el bar, el ‘pringao’ que hace la cola esperando su turno, el ‘pringao’ ....el ‘pringaillo’, el ‘pringaete’... Cuando a la persona honrada o aquel que aspira a serlo, se le es más conocido como 'el pringao’, entonces el problema que tenemos no es de dos o tres descabezados... el problema que tenemos es de la sociedad en conjunto, de los valores que padres y madres van inculcando en los niños, de la educación precaria en valores que perciben, de la impunidad para quien comete actos deshonestos etc. etc... Hemos llegado a tal punto que 'pringao' ha dejado de ser un adjetivo despectivo para convertirse en sinónimo de honrado, de persona que sigue las normas. Dime cómo de ‘pringao’ te ven tus allegados y te diré cuánto de honrado tienes. Es muy complicado ser honrado hoy en día y es de suponer que hoy y ayer y todos los tiempos, por eso lo único que deseamos es que aquellos que aspiran a gobernar tengan el nivel de honradez lo más alto posible, que sean los ‘SuperHiperPringados’, que menos no? Habitantes del mundo…. Ser honrado es muy difícil pero es cualidad indispensable e indiscutible en todo aquel que quiera ser dirigente político, por todo ello, todo aquel que no cumpla el corte que se vaya o que se le expulse. Si el señor Monedero actuó contrario a la moralidad de Podemos, que sea expulsado y si no ocurre así todos los dirigentes de Podemos actuarán en complicidad con su acto. Si es moralmente inocente, adelante… y si es moralmente culpable…. Expulsión. Aquí no hay más tintas por mucho que se quiera parlamentar…..
submitted by mha666 to podemos [link] [comments]


2015.02.09 12:33 mha666 ¿Es tan difícil ser honrado?

¿Es tan difícil ser honrado? La respuesta es....Sí. Claro que es complicado ser honrado, al igual que es difícil ser un cachas "cuerpazo" o una mujer "tipazo". Si fuera sencillo, cómodo y fácil, todos seríamos honrados y cachas y tipazos. Yo lucho todos los días conmigo mismo por intentar ser honrado y justo y legal las 24 horas del día, pero siento decepcionarme a mí mismo día tras día al finalizar la jornada y darme cuenta que sigo siendo un hombre pseudoHonrado. Y si además sumamos que ser honrado implica delatar a tu compañero, abroncar a tu amigo, denunciar a tu mecánico, informar sobre tu vecino etc... Estamos hablando de una cualidad que puede traerte muchas complicaciones... ¿Compensa ser poco honrado? Calcula cuánto dinero ahorras al mes en películas que no compras o no pagas en el cine y descargas, o canciones que te bajas por las que no compras el disco... Sí, es muy complicado ser honrado. Yo lo intento todos los días, aún cuando la etiqueta del honrado en nuestra sociedad es la del 'pringao' (pringado: Se aplica a la persona que es ingenua y se deja engañar con facilidad, entre otros significados): el 'pringao' que compra el dvd de una película, el 'pringao' que compra un disco de música, el 'pringao' que declara el alquiler del piso, el pringao que cobra en A todo su salario, el ‘pringao’ que devuelve las vueltas de más que le dan en el bar, el ‘pringao’ que hace la cola esperando su turno, el ‘pringao’ ....el ‘pringaillo’, el ‘pringaete’... Cuando a la persona honrada o aquel que aspira a serlo, se le es más conocido como 'el pringao’, entonces el problema que tenemos no es de dos o tres descabezados... el problema que tenemos es de la sociedad en conjunto, de los valores que padres y madres van inculcando en los niños, de la educación precaria en valores que perciben, de la impunidad para quien comete actos deshonestos etc. etc... Hemos llegado a tal punto que 'pringao' ha dejado de ser un adjetivo despectivo para convertirse en sinónimo de honrado, de persona que sigue las normas. Dime cómo de ‘pringao’ te ven tus allegados y te diré cuánto de honrado tienes. Es muy complicado ser honrado hoy en día y es de suponer que hoy y ayer y todos los tiempos, por eso lo único que deseamos es que aquellos que aspiran a gobernar tengan el nivel de honradez lo más alto posible, que sean los ‘SuperHiperPringados’, que menos no? Habitantes del mundo…. Ser honrado es muy difícil pero es cualidad indispensable e indiscutible en todo aquel que quiera ser dirigente político, por todo ello, todo aquel que no cumpla el corte que se vaya o que se le expulse. Si el señor Monedero actuó contrario a la moralidad de Podemos, que sea expulsado y si no ocurre así todos los dirigentes de Podemos actuarán en complicidad con su acto. Si es moralmente inocente, adelante… y si es moralmente culpable…. Expulsión. Aquí no hay más tintas por mucho que se quiera parlamentar…..
submitted by mha666 to podemos [link] [comments]


3 PRUEBAS PARA IDENTIFICAR A UNA MUJER DE ALTO VALOR. (Cualidades de una mujer de alto valor) 5 diferenças entre mulher de alto valor para uma mulher de ... ESCENAS DEL VALOR DEL MERCADO SEXUAL/TEORÍA DEL VALOR ... La Mujer y su Significado Subtitulado EL VALOR DE SER MUJER 10 Formas de Proyectar un Alto Valor Social Cómo Seducir a Mujeres De Alto Valor Sin Perder Tu Estatus

¿Qué causa un alto nivel de testosterona en las mujeres ...

  1. 3 PRUEBAS PARA IDENTIFICAR A UNA MUJER DE ALTO VALOR. (Cualidades de una mujer de alto valor)
  2. 5 diferenças entre mulher de alto valor para uma mulher de ...
  3. ESCENAS DEL VALOR DEL MERCADO SEXUAL/TEORÍA DEL VALOR ...
  4. La Mujer y su Significado Subtitulado
  5. EL VALOR DE SER MUJER
  6. 10 Formas de Proyectar un Alto Valor Social
  7. Cómo Seducir a Mujeres De Alto Valor Sin Perder Tu Estatus
  8. ¿DÓNDE CONOCER MUJERES DE ALTO VALOR? - YouTube

Cómo Proyectar un Alto Valor ... 8:19. Esteban Lara 12,600 views. 8:19. INCREMENTA PODEROSAMENTE TU VALOR: 4 FACTORES QUE DETERMINAN ... Cómo NO perder el interés de una mujer y aumentar tu ... Para que ellas te vean con valor debes ser bueno en algo by Escenas de seducción. 1:43. Demostración De Alto Valor De Mujer VS Hombre by Escenas de seducción. 1:56. Que dice la Biblia sobre la mujer virtuosa? Como debe ser la mujer virtuosa a los ojos de Dios? ... El Valor de la mujer - Francisco Oliva Barrales - Duration: 3:37. A Evangelizar Recommended for ... Aqui está como prometi do Método Mulher Boa de Cama no link ao lado https://bit.ly/2zIfxj5 Para ver a Vídeo aula completa e gratuita e só clocar no link ... Una cosa es poder conocer mujeres pero... ¿Dónde están las de alto valor? ¿En qué lugares vas a encontrar a esa mujer que será tu futura novia? Aquí la respu... Las 3 pruebas que puedes aplicarle a una mujer para identificar si es una mujer de alto valor y considerar salir con ella. El Arte de No Hacer. ACCEDE AL PRODUCTO DAYGAME MASTERY Y A LAS 48 INTERACCIONES COMPLETAS: https://juegatujuego.com/cursos/daygame-mastery/ TERCERA GIRA LATINOAMERICA: EVENTOS G... 11 formas de ser una mujer de alto valor - para que él nunca te quiera dejar - Duration: 11:39. Métodos 272,747 views